Las parejas reproductoras de cernícalo primilla crecen

Ana Pobes
-

Las Tablas de Daimiel ha pasado de tener censadas once parejas reproductoras y 40 pollos en 2018 a registrar este año 18 parejas que han sacado adelante 59 pollos

Las parejas reproductoras de cernícalo primilla crecen

El Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel tiene buenas noticias en relación al cernícalo primilla (Falco naumanni) al registrar un aumento de parejas reproductoras de más de un 63% en el último año. Así, y según el último censo realizado por el Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN), se ha pasado de tener censadas un total de once parejas reproductoras y 40 pollos en 2018 a contar este año con 18 parejas y 59 pollos. Unos datos «optimistas» para el director del parque, Carlos Ruiz de la Hermosa, quien, en declaraciones a La Tribuna, recuerda que la instalación del primillar llegó al parque en 2016, y un año más tarde, en 2017, se contabilizaron tan solo cuatro parejas reproductoras. Desde entonces, se ha trabajado en su consolidación con diferentes medidas de protección. Entre ellas, su nidificación en una parcela de unas 2.000 hectáreas «sin actividad de agricultura intensiva y muy favorable» para este ave en peligro de extinción. «Es una zona propicia al tener una gran disponibilidad de alimentos, sobre todo insectos, que es de lo que se alimenta el cernícalo primilla, por lo que al tener mucho alimento éste se encuentra en unas condiciones muy favorables », argumenta.
El cernícalo primilla ha sido catalogado como especie en peligro de extinción por la legislación nacional, por lo que «no estamos hablando de un pájaro que vaya en buenas direcciones al encontrarse en regresión», lamenta Ruiz de la Hermosa. En este sentido, explica que el primillar permite incrementar las especies y la biodiversidad presente en el Parque Nacional de Las Tablas y su evolución «es muy favorable». Fiel reflejo de ello es que las buenas noticias llegan también con la presencia en el primillar de una pareja de carraca europea (Coracias garrulus), teniendo en cuenta también el último censo, que se encuentra en pleno proceso de incubación.
Con estas cifras, el director del parque confía en que la población del cernícalo primilla se consolide en un futuro «siempre y cuando no haya elementos que distorsionen y sean ajenos a nuestra voluntad». Y con ese reto encima de la mesa, Ruiz de la Hermosa insta el Organismo Autónomo de Parques Nacionales a retomar la compra de fincas y aumentar así esas 2.000 hectáreas «libres de actividad agrícola», ya que la «buena evolución del primillar y la presencia de la carraca son síntomas evidentes que desde el punto de vista ambiental y de mejorar la biodiversidad del parque la compra de fincas es una medida muy acertada», puntualiza.
En la actualidad, Castilla-La Mancha cuenta con una población entorno a las 2.500 parejas, lo que representaría el veinte por ciento del total nacional, que se estima en unas 12.000 parejas y aunque presente en las cinco provincias de la región sus mayores poblaciones se concentran en las provincias de Ciudad Real y Toledo. El cernícalo primilla es un pequeño halcón insectívoro que cruza a España desde África a mediados del mes de febrero para criar, desde donde regresan, tras los meses de verano al continente africano, atravesando el desierto del Sahara hasta llegar al Sahel, para invernar en países como Mali, Mauritania y Senegal.