El viaje hacia la gloria de Oretania

Hilario L. Muñoz
-

Oretania viaja a Austria para participar este fin de semana en uno de los mejores concursos para coros del mundo

El viaje hacia la gloria de Oretania - Foto: Pablo Lorente

El coro de Cámara Oretania vive de este miércoles y hasta el domingo el sueño de cantar junto a los mejores del mundo. Se trata de todo un acontecimiento, para un coro en el que participan cantantes que se dedican profesionalmente a la música y otros que no, hay profesores, cocineros o enfermeros que cantan en sus filas. Unos y otros ven recompensado el trabajo de 20 años reuniéndose en la capital y cantando por toda España y países europeos al participar en el festival internacional de Austria.
Para el viaje han logrado en parte la ayuda de las administraciones públicas y emplearán parte de los fondos que han ido guardando a lo largo de sus actuaciones para un acontecimiento como este. «Estamos muy animados, hemos ido grabando los últimos ensayos y viendo cómo hemos evolucionado y ahora mismo no podemos estar de otra manera, sino con la ilusión de hacer lo mejor posible», dijo el director del coro, Daniel Báñez. El viernes por la tarde iniciarán su participación, con la categoría de folclore, en la que compiten, como en el resto, con diez grupos elegidos de entre los más de 200 de todo el mundo que participan en el evento. Tras el folclore será el turno de los temas libres y obligados. Como nota curiosa, los componentes de Oretania llevarán obras escritas por ellos como Hechizos de La Mancha, basada en El Quijote y «una obra en alemán escrita para el concurso» y que cerrará las canciones en la ciudad de Spittal an der Drau que desde hace 56 años acoge este evento clave para agrupaciones corales.
En esta edición habrá coros de Estados Unidos, Sudáfrica, Indonesia, Filipinas, Alemania, Letonia, Eslovenia e Italia. «No entra en nuestros planes ganar y somos conscientes de que nuestro papel es hacer lo mejor posible y ver en qué posición podemos quedar», apuntó Báñez. La intención es, por lo tanto, «conseguir una puntuación importante» aunque son conscientes de que habrá algunos de los mejores coros del mundo.