Los regantes rechazan el cobro del agua

LT
-

La Comunidad de Usuarios de Mancha Occidental II considera «muy lesivas» las directrices que el Ejecutivo recoge en su Libro Verde para la gestión del agua

Los regantes rechazan el cobro del agua - Foto: Rueda Villaverde

El Ministerio para la Transición Ecológica ha abierto un debate sobre el Libro Verde de la Gobernanza del Agua en España, en el que, entre otros aspectos, se plantea la modificación del régimen económico-financiero del agua. Desde la Comunidad de Usuarios de Aguas Subterráneas (CUAS) de la Masa Mancha Occidental II rechazan «rotundamente» el cobro del agua para regadío como medida para alcanzar un uso eficiente de este recurso, tal y como plantea el Libro, impulsado por el Ministerio con el objetivo de abordar un cambio en la política hidrológica nacional en un contexto de cambio climático.
Según documentación oficial de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacore), a la que pertenece Mancha Occidental II, «en España se recuperan el 80% de los costes financieros relacionados con el agua y cerca del 70% de los costes totales, lo que demuestra que efectivamente se cumple con la normativa europea, máxime cuando la Directiva Marco de Agua no exige recuperar el montante total, sino tener en cuenta el principio de recuperación de costes», señalan.
Por ello, Mancha Occidental II considera «muy lesivas» para los agricultores las directrices recogida en el Libro Verde, «elaborado por técnicos sin la opinión de los regantes», y así se expresó el presidente de CUAS Mancha Occidental II, José Joaquín Gómez, en la última Asamblea General de Fenacore celebrada recientemente en Madrid, y donde Andrés del Campo fue reelegido por otros cuatro años como presidente de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes.
Este mismo año, los vocales de la Junta de Gobierno de CUAS Mancha Occidental II Antonio Serrano y Alejandro Mateos participaron en Toledo en el I Foro de Debate en Castilla-La Mancha sobre el Libro Verde para la Gobernanza del Agua en España, donde preguntaron por la existencia de informes sobre la realidad de las aguas subterráneas en Castilla-La Mancha y solicitaron que se acometan estudios rigurosos y en profundidad para conocer realmente el recurso disponible. También demandaron la construcción de obras hidráulicas a nivel regional y nacional.
La Comunidad de Usuarios de Aguas Subterráneas de la Masa Mancha Occidental II es una entidad pública de gestión que cuenta con más de 90.000 hectáreas de regadío y unos 9.000 regantes.