El cereal dejará una "mala" cosecha debido a la sequía

M.Lillo
-
El cereal dejará una "mala" cosecha debido a la sequía - Foto: Pablo Lorente

Ciudad Real es la provincia de la región con menor superficie de cereal asegurado, con unas 20.500 hectáreas, de las casi 10.000 están siniestradas

La campaña de cereal de este año   ha sido «mala» y se cerrará en la provincia con entre el 35 y 40 por ciento de reducción de producción que ya aventuraba el sector al inicio de la cosecha. Así lo afirmó a este diario el gerente de la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja) de Ciudad Real, Agustín Miranda, quien comentó que si bien el año pasado el cereal se había ‘librado’ de la sequía, en esta ocasión se ha visto afectado por la escasez de precipitaciones durante el invierno y la primavera.  
De este modo, la cosecha de cereal bajará en la provincia entre un 35 y un 40 por ciento en relación a la del año pasado, cuando se calificó de una cosecha «excepcional» y se alcanzaron las 761.000 euros, apuntó Miranda en relación a una campaña que ya se ha recolectado al 80 por ciento y que actualmente sólo está pendiente de las variedades más tardías de la provincia.
Así pues, el representante de Asaja afirmó que esa merma de la cosecha «se va a notar mucho en los ingresos» de los agricultores. El cereal suma así un problema estructural que viene registrando en los últimos años, la baja rentabilidad y la reducción de la superficie en favor de otros cultivos, a la situación puntual de sequía que ha padecido en esta campaña.  
Por otra parte, los datos de Agroseguro (Agrupación Española de Entidades Aseguradoras de los Seguros Agrarios Combinados) constatan que Ciudad Real es la provincia de Castilla-La Mancha con menor superficie asegurada del cereal. En concreto, hasta el pasado 26 de junio, el cereal de la provincia que estaba asegurado ante posibles inclemencias meteorológicas era de 20.598 hectáreas en la provincia de Ciudad Real, frente a las 37.057 de Toledo, las 68.850 de Albacete, las 137.039 de Guadalajara y las 237450 de Cuenca.
«En la provincia de Ciudad Real la contratación es totalmente errática, este año se ha contratado la mitad del pasado, ya que se no llueve en otoño se contrata el doble que si llueve», explicó a este diario José Bernardo Rodríguez, director territorial de Agroseguro. De este modo, explicó que los agricultores tienen como referencia para la contratación el periodo de otoño, ya que el seguro se realiza en diciembre, de manera que si llueve en esa estación se contrata menos al creer asegurada la producción, «cuando el cereal se decide en primavera».
No obstante, Rodríguez también comentó que en esta reducción de la superficie contratada ha podido influir la reducción de la superficie de cereal en favor de la de leñosos y la pérdida de rentabilidad de los agricultores en los últimos años, al mantenerse los bajos precios con independencia de cómo resulten las cosechas en España.
De las más de 20.000 hectáreas de cereal asegurado en la provincia, un total de 9.945 está siniestrada y, de ella, casi 6.500 hectáreas se habían tasado por los peritos. Las provincias más afectadas por siniestros estos años son Cuenca, con 78.133 hectáreas y Toledo, con hasta 31.120.