Se declaran inocentes de forzar a una menor a prostituirse

Hilario L. Muñoz
-
Se declaran inocentes de forzar a una menor a prostituirse - Foto: Rueda Villaverde

La madre de una amiga y un presunto cliente se enfrentan a una pena de 20 años que se mantuvo en el juicio entre recuerdos a que aunque la relación fuera consentimiento, habría delito

«Se han declarado inocentes». Este es el resumen que hizo ayer José Carlos Cano, el abogado defensor de uno de los dos acusados en el juicio que celebra hasta hoy la Audiencia Provincial de Ciudad Real y en el que se juzga si su cliente y otra persona obligaron a prostituirse a una menor en Puertollano, le proporcionaron drogas y abusaron sexualmente de ella. Una de las acusadas es la madre de una amiga de esa menor; el otro, un presunto cliente. A la primera se le solicita 22 años de prisión y al segundo otros 20 por unos hechos ocurridos en las navidades de 2016.
El juicio continúa hoy con la declaración de los peritos, mientras que ayer declararon los testigos a puerta cerrada con declaraciones de la víctima y su madre, la madre de su amiga y una hija, el otro acusado así como de los policías que accedieron a la vivienda, después de que la menor y su madre denunciaron los hechos en Comisaría. La madre de la menor acudió a la Policía Nacional al tener conocimiento de que había un contacto en una página web que hacían referencia a su hija.
Para la defensa, la menor ha tenido muchas contradicciones y dijo alguna cosa que no dijo antes en Comisaría. Cano avanzó que pide la libre absolución al no haberse demostrado los hechos y que con las pruebas presentadas se busca echar la culpa a su cliente tras una discusión.
Por parte de la acusación particular, ejercida por Concha Marín, abogada de Revelas-m de la Junta de Comunidades, se indicó que hay un delito de «iniciación a la prostitución, drogas y abusos». Marín apuntó que los acusados no se han declarado inocentes pero sí dijeron «lo contrario que dijeron ante la Policía y en el juzgado de instrucción». La abogada señaló que al haber menores hay «un tema de especial gravedad» y recordó la extrema protección con la que cuentan. «La gente cuando habla de consentimiento al ser un menor no es un consentimiento válido y, hasta los 18 años, aunque lo des, no es válido», apuntó Marín, quien dijo que la menor corroboró todos los puntos de su declaración durante el juicio al explicar cómo ocurrieron los hechos.