19 años de cárcel por maltratar y lesionar a su hijo

Pilar Muñoz
-

Penal 1 de Ciudad Real va a enjuiciar los hechos ocurridos en Puertollano entre 2015 y 2016 en la vivienda familiar tras empezar a vivir con su madre y la pareja de ésta que le dio los apellidos

19 años de cárcel por maltratar y lesionar a su hijo - Foto: Pablo Lorente

La Fiscalía pide una condena de 19 años de cárcel para un hombre por maltratar de forma habitual al hijo menor de su pareja, al que dio sus apellidos, y causar lesiones tras golpearle, romperle a patadas la nariz y el labio a puñetazos. Este sujeto, de 34 años e iniciales T.R.M., con antecedentes por reincidencia, va a ser enjuiciado el próximo el lunes en el Juzgado Penal número 1.
Los hechos ocurrieron en Puertollano entre 2015 y 2016, según recoge el escrito de acusación de la fiscal del caso, al que ha tenido acceso La Tribuna. El menor desde su nacimiento (agosto 2005) hasta el 28 de febrero de 2006 convivió con su madre, que estaba tutelada por la Junta de Castilla-La Mancha. Madre e hijo estuvieron en acogimiento residencial con la bisabuela materna, pero desde mayo de 2006 hasta junio de 2011 el niño convivió con una familia de acogida ajena. A partir del verano de 2011 pasó a vivir con permiso indefinido con su madre y la pareja de ésta, quien para entonces ya lo había reconocido legalmente como su hijo otorgándole su apellido. El permiso para convivencia se concedió por la mejoría del vínculo afectivo, pero se interrumpió a finales de verano al ingresar el menor en el hospital con varios, hematomas, contusiones y fractura de cúbito sin que se pudiera determinar que los golpes habían sido causados por el acusado.
En septiembre de 2011, tras el alta hospitalaria, el niño pasó a estar en acogimiento residencial en el hogar hasta julio de 2015 que empezó a residir de forma permanente con el acusado y su madre cesando las medidas de protección.
Según recoge el escrito de acusación en base a las pruebas, desde julio de 2015, estando en el domicilio familiar, el acusado le propinó en numerosas ocasiones golpes al tiempo que le amenazaba si contaba las agresiones.Entre el 21 de octubre y el 11 de noviembre de 2015, el encausado sometió al menor a golpes, patadas en la cara hasta fracturarle los huesos de la nariz, teniendo que ser intervenido quirúrgicamente. A finales de noviembre le clavó las llaves en la región occipital causándole una herido inciso-contusa. El 6 de noviembre del mismo año volvió a golpear al niño contra una ventana ocasionándole un traumatismo craneo-encefálico y una herido inciso contusa.Las agresiones continuaron y en marzo de 2016 le dio un puñetazo en el labio. En abril de 2018 acabó confesando a los educadores que las lesiones se las causó el acusado.
La Junta de Comunidades ejerce la acusación particular.