'Wasapear' al volante, el enemigo de la Seguridad Vial

Pilar Muñoz
-

La Guardia Civil de Tráfico avisa de la realización de controles «a cualquier hora del día y en cualquier carretera de la provincia»

Guardias civiles de Tráfico en el control realizado ayer - Foto: Fotos Rueda Villaverde

El uso del teléfono móvil al volante, sobre todo ‘wasapear’ se ha convertido en el enemigo número uno de la Seguridad Vial junto a la velocidad y las drogas que siguen siendo causa principal de los accidentes en carretera. La mayoría de los conductores consultados ayer por La Tribuna en un control de verificación de velocidad, alcohol y/o drogas establecido en la N-430, en el término municipal de Manzanares, coincidieron en destacar la importancia de estos controles y también en necesidad de incrementar la vigilancia en carretera porque «se ven muchas cosas», «conductores apoyados en el volante ‘wasapeando’», aseguraron varios automovilistas.
Al hilo de ello, el teniente Ángel Medina, segundo jefe del Subsector de Tráfico, aseguró que el uso del móvil al volante, el envío de mensajes, «se ha convertido en el principal problema en el tráfico» y empieza a ser una de las primeras causas de accidentes de circulación. De ahí que desde la DGT y las agrupaciones de Tráfico adviertan del riesgo que entrañan estas actuaciones tanto para quien conduce, como quienes viajan a su lado o se cruzan con ellos en la carretera.
Para combatir estas conductas imprudentes e infractoras, los agentes de Tráfico han intensificado la vigilancia. En este contexto, el teniente Medina recuerda que la Guardia Civil de Tráfico aumenta los controles en las autovías y carreteras convencionales siguiendo los criterios propios de la Agrupación de Tráfico y los marcados por la DGT. De este modo, establecen controles de velocidad, alcohol y drogas «a cualquier hora del día y en cualquier lugar de las carreteras convencionales de la provincia», sin menoscabo en potenciar los  servicios  como el relativo a la primera fase de la operación del verano en la A-4, ya que se prevé una mayor afluencia de vehículos con el fin de resolver problemas de circulación que puedan surgir o accidentes por choques por alcance y «estar lo antes posible para auxiliar y restablecer la circulación y que todo discurra con normalidad».

Un agente realiza la prueba de alcohol a un conductor
Un agente realiza la prueba de alcohol a un conductor - Foto: Rueda Villaverde
Constante y permanente. La labor preventiva de la Guardia Civil es «constante» y «permanente», pero el auxilio en carretera «es también una cuestión principal en nuestro cometido», aunque ello no es óbice para la otra función de vigilar con la finalidad de que se cumplan las normas, remarca el teniente Ángel Medina con una trayectoria de más de veinte años en la Agrupación de Tráfico. Ha estado destinado en Madrid y desde hace unos años en Ciudad Real, siendo en la actualidad segundo jefe del Subsector.
Lo peor del trabajo son «los accidentes, sobre todo cuando las víctimas son niños», es algo a lo que «nunca te acostumbras». Por ello, hace hincapié en la importancia de cumplir las normas de Tráfico para evitar los accidentes. Hoy comienza la primera fase de la operación de verano y Medina subraya que «las vacaciones empiezan en el momento en que subimos al coche y nos ponemos en marcha. El viaje forma parte de las vacaciones, hay que disfrutarlo con la familia, yendo tranquilos, respetando las normas de circulación, haciendo los descansos y saboreando los lugares por donde pasamos», concreta para, a renglón seguido, añadir algunas recomendaciones. La principal: la puesta a punto del vehículo. «Ponerse al volante descansado, tranquilo, no hacer comidas copiosas antes de iniciar el viaje, no ingerir bebidas alcohólicas, guardar las distancias de seguridad, respetar los límites de velocidad» y, por supuesto, olvidarse del teléfono móvil por completo, es decir «no hacer uso de él» y evitar cualquier otra distracción.
Los riesgos. Los agentes de Tráfico tienen condicionadas sus vacaciones a las necesidades del servicio. Es algo a lo que están acostumbrados, como también a pasar calor y frío y estar muy vigilantes para garantizar la seguridad de los viajeros y la propia porque el servicio no está exento de riesgos. Un conductor borracho, un traficante de drogas, un delincuente que ha robado un coche o un ladrón de bancos son un riesgo potencial para los agentes de la Guardia Civil de Tráfico. De hecho, en algunos controles de Seguridad Vial han conseguido atrapar a un atracador, ladrón de coches y traficantes. (Más información en la edición impresa)
‘Wasapear’ al volante, el enemigo de la Seguridad Vial
‘Wasapear’ al volante, el enemigo de la Seguridad Vial - Foto: Fotos Rueda Villaverde
 


‘Wasapear’ al volante, el enemigo de la Seguridad Vial
‘Wasapear’ al volante, el enemigo de la Seguridad Vial - Foto: Fotos Rueda Villaverde

Las más vistas