scorecardresearch

Preparados para el peligro

M.H. (SPC)
-

La peste porcina africana y la gripe aviar están dando problemas en otros países europeos, aunque los sectores a los que puede afectar están capacitados para hacer frente a ambas enfermedades si llegaran a España

Preparados para el peligro

Desde septiembre, en Alemania ha habido un goteo constante de casos de peste porcina africana (PPA) detectados en jabalíes silvestres. A día de hoy ya superan los 150. Esta enfermedad está poniendo contra las cuerdas al sector porcino germano, que se ve imposibilitado para exportar a China (el mayor consumidor de esta carne del mundo). A esto se suma el atasco de cerdos dispuestos para el sacrificio resultante de las restricciones existentes en los mataderos. Y la puntilla la pone el descenso de la demanda interna debida a que la hostelería funciona bajo mínimos y a que la propia peste porcina ha causado que los hogares alemanes recelen del cerdo.

Aunque es poco probable, no es ningún disparate pensar que esta enfermedad pueda llegar a España a través de algún transporte de lechones, a pesar de que desde Interporc (la interprofesional del porcino) aseguran que «todos los países adoptamos políticas restrictivas de importación, que impiden la introducción en las zonas indemnes de cerdos vivos o productos porcinos infectados», a lo que además añaden que «nuestro modelo de producción es referente internacional en bioseguridad y sanidad animal»; en ese sentido aclaran que «desde el año 2006 se viene desarrollando el Plan de Vigilancia Sanitaria Serológica del ganado porcino, contamos además con un Plan Estratégico Nacional de Bioseguridad y un Programa Nacional de Vigilancia Sanitaria». En cuanto a una posible entrada a través de jabalíes salvajes, los focos actuales quedan aún lejos y en Interporc cuentan con esa «barrera geográfica natural».

En cualquier caso, si la PPA llegara a traspasar nuestras fronteras, el sector está preparado para hacerle frente de manera rápida y efectiva. Explican que «la política de erradicación está basada en la rápida contención del brote, evitando la dispersión de la enfermedad». «Cumplimos con las medidas de bioseguridad más exigentes del mundo y contamos con otras normativas complementarias que otros países de nuestro entorno no acometen», como limitación en el tamaño y la distancia mínima entre granjas o unos niveles de bienestar animal que dificultan la aparición y dispersión de cualquier enfermedad, incluida la PPA.

España lleva libre de la enfermedad 25 años. En 1965 se declaró el primer caso proveniente de Portugal y se mantuvo endémica durante décadas. La ausencia de vacuna convirtió a las medidas de bioseguridad en la única arma para luchar contra la peste, y en España se hizo más que bien. Gracias a la implementación de un programa de erradicación en 1985, en 1995 España fue declarada libre de la enfermedad, situación que se ha mantenido hasta la actualidad. En cualquier caso, se trata de una patología exclusiva de cerdos y jabalíes que no se transmite a los humanos, aunque pueda llegar a provocar pérdidas económicas muy elevadas.

GRIPE AVIAR.

La gripe aviar es otra amenaza para la ganadería, en este caso para el sector avícola. Desde el 16 de octubre se han notificado brotes de influenza aviar altamente patógena en varios países europeos (Alemania, Bélgica, Dinamarca, Francia, Irlanda, Países Bajos, Suecia, Reino Unido o Croacia). Según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, la cepa que se ha detectado no parece tener adaptaciones para infectar a mamíferos, por lo que el peligro para los seres humanos es, en principio, bajo, pero sí puede afectar a las aves de corral. Las migratorias silvestres, sobre todo las acuáticas, son las principales portadoras del virus y pueden contagiarlo si ambas entran en contacto.

Aunque, lógicamente, las explotaciones al aire libre son más propicias para registrar brotes, en Países Bajos tuvieron que sacrificar a unos 190.000 gallinas y pollos tras la aparición de un foco particularmente contagioso en dos granjas en octubre. Y la semana pasada se detectaron varios casos en una tienda de mascotas de Córcega, ahora ya más cerca de España. Las rutas de la aves migratorias que huyen de los fríos del norte de Europa son utilizadas en estas fechas y tienen algunos humedales y otros ecosistemas ibéricos como última parada natural, por lo que no es descartable que se produzcan contagios.

Sin embargo, en la interprofesional avícola Propollo, que representa a más de 100.000 familias del subsector productor de carne, no se muestran alarmados, aunque sí vigilantes y preparados. Jordi Montfort, su secretario general, explica que «cuentan con estrictos protocolos de actuación ante este tipo de situaciones en coordinación con las administraciones públicas nacionales como el Ministerio de Agricultura e internacionales a través de la Comisión Europea o la OIE, al tratarse de una enfermedad de declaración obligatoria».

«Llevamos semanas monitorizando y coordinando nuestra respuesta junto con las autoridades públicas y hemos elevado, en consonancia con la alerta lanzada desde la Unión Europea, nuestros protocolos de vigilancia, medidas de bioseguridad y coordinación entre los profesionales de nuestras granjas, veterinarios y administraciones públicas», explica Montfort, y añade que «en el caso de producirse algún brote o zona afectada, nuestras empresas están preparadas para responder de forma precoz, coordinando con las autoridades las actuaciones necesarias para acotar su incidencia y repercusión».

El secretario general de Propollo aclara que «nuestros centros de producción y de procesamiento son instalaciones de máxima bioseguridad, donde la crianza de pollos y carne avícola en general se produce en condiciones de control permanente de su salud, así como en aislamiento de posibles amenazas externas». Y concluye diciendo que «en el caso de explotaciones de pollo de corral (al aire libre) las medidas en materia de sanidad y bienestar animal, así como de bioseguridad y control de la salud de nuestros animales también sigue protocolos adaptados de prevención y detección, por lo que también podemos lanzar un mensaje de confianza sobre este tipo de productos».