"En 5 años, el 50% de las consultas serán no presenciales"

Hilario L. Muñoz
-

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández; Augusto Cañas, director de Infraestructuras de Quirón; Beatriz Herranz, directora general de Telefónica en el Territorio Centro; e Ismael Moreno, CEO de Madrija reflexionan sobre sanidad y tecnología

"En 5 años, el 50% de las consultas serán no presenciales" - Foto: Tomás Fernández de Moya

El fin de los hospitales tal y como los conocemos, el papel de la tecnología ante la despoblación, el futuro de las consultas sanitarias son solo algunos de los temas sobre los que se ha debatido esta mañana en el foro organizado por Telefónica y La Tribuna denominado ‘Presente y futuro de la tecnología aplicada en la sanidad en tiempos de COVID’. El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández; Augusto Cañas, director de Infraestructuras y Sistemas del grupo hospitalario Quirón; Beatriz Herranz, directora general de Telefónica en el Territorio Centro; e Ismael Moreno, CEO de Madrija Consultoría han intervenido en un encuentro que deja un titular sobre el futuro: "dentro de cinco u ocho años, el 50% de las consultas que se van a realizar van a ser de carácter no presencial". Así de claro se pronunció el consejero, para poner de manifiesto la importancia de la formación de los profesionales y los usuarios, pero también de la información que unos ofrezcan y que otros reciban, para utilizar las nuevas tecnologías en cuanto a su aplicación en la sanidad.  

El consejero realizó en el foro una amplia reflexión sobre la sanidad que viene. Una sanidad que necesita hacer más eficiente, en primer lugar, la atención primaria. "En Castilla-La Mancha al cabo de un año normalizado tenemos unos 60 ó 70 millones de actos de salud", de los que "unos 24 millones son consultas de primaria", la mayor parte de esa atención. Siguiendo en la escalada, el 80% de esos 24 millones de consultas, "están relacionadas con enfermedades crónicas", que atienden al "22 por ciento de la población". Las cifras muestran que es necesario resolver esta entrada al sistema sanitario, dijo el consejero. El segundo es la dispersión de la población en el territorio de Castilla-La Mancha, con una densidad de 25 habitantes por kilómetro cuadrado. La solución para ambas situaciones es la tecnología y por ello el Sescam está desarrollando una serie de proyectos como la historia clínica digital; la imagen sanitaria, para que sea esta la que viaja y no el paciente, y que se aplica desde la dermatología a la medicina nuclear o la teleconsulta de especialistas. Se trata de campos relacionados que, incluso, en los tiempos del COVID han permitido tener el contacto entre médicos y pacientes. "Estamos en las puertas de que la tecnología sea la mejor aliada", dijo el consejero, quien recordó que hay estudios que, incluso, elevan el porcentaje de atención en el domicilio, fuera de un centro sanitario al 70 por ciento.

El consejero advirtió que este modelo sanitario basado en la tecnología corre el riesgo de sufrir ataques. "El problema no es si vamos a tener o no ataques a nuestros sistemas, sino cuándo", afirmó, señalando esa idea de que tarde o temprano habrá hackers interesados en los sistemas de salud. La intención es proteger los datos de los pacientes al máximo, para lo que hay diferentes repositorios con la información de los pacientes, y lo segundo es una labor para recuperar los sistemas cuantos antes, cuando estas situaciones se produzcan "Trabajamos para crear hábitos y protocolos de trabajo", dijo Fernández, quien advirtió que ya hay una oficina de respuesta ante estos futuros ataques. 

"En 5 años, el 50% de las consultas serán no presenciales" - Foto: Tomás Fernández de Moya

El consejero apuntó, por último, los grandes avances que se han hecho en tecnología durante los últimos años, como la adquisición de cuatro secuenciadores o la llegada de la medicina nuclear a todas las provincias de Castilla-La Mancha. Se trata de ejemplos de avances tecnológicos que han llegado a la región y que seguirán llegando a través de los fondos estructurales de Europa para la recuperación de la pandemia. 

Reducir la desigualdad

Por su parte, directora general de Telefónica en el Territorio Centro, Beatriz Herranz, recordó la importancia que ha tenido el despliegue de tecnologías para este tiempo de pandemia, como, por ejemplo, que en Ciudad Real el despliegue de la fibra óptica sea del 76%. No es solo esta situación, sino que Telefónica ha apostado además por la blockchain, lo que ha ayudado al seguimiento de contagios, o inteligencia artificial, que ha facilitado la mejora de las vacunas. "La tecnología va a ayudar a acercar la salud a las personas", dijo Herranz, para señalar que es una herramienta ante el reto de la despoblación. "Las desigualdades gracias a la tecnología se están reduciendo", expuso la directora de Telefónica, quien recordó que aunque "hoy no todo el mundo tiene dispositivos de última generación" sí que tiene un móvil, lo que ha ayudado a la atención telefónica en la sanidad y a la capacidad de atención médica gracias a las historias clínicas digitales. 

Por último, la directora recordó que la empresa en Castilla-La Mancha cuenta con un proyecto piloto en 5G relacionado con la industria y que ya han desarrollado proyectos gracias a esta nueva tecnología en otras comunidades, como en Andalucía donde junto con Quirón, se realizó una operación entre un médico de Málaga y un médico en Osaka. "El 5G va a hacer que la sanidad del futuro sea muy diferente a la que es ahora".

"En 5 años, el 50% de las consultas serán no presenciales" - Foto: Tomás Fernández de Moya

El fin del hospital como edificio

Mientras, el director de Infraestructuras y Sistemas del grupo hospitalario Quirón recordó que la pandemia ha provocado un cambio en el modo de trabajar de la sanidad, flexibilizando el entorno para que haya una atención a los pacientes allá donde estén. "El paciente que hace uso de servicios online ha crecido exponencialmente, ha habido un salto para consumir más servicios digitales", señaló Augusto Cañas. De hecho considera que el COVID ha hecho que haya un paciente más informado y más exigente en cuanto a la calidad de esos servicios. "El hospital como entorno físico se va a romper", señaló el responsable de Quirón, para quien el espacio físico quedará diluido en el digital, de tal modo que la atención que se ofrece en un centro sanitario esté "más diluida", sin que haya un hospital ligado a una infraestructura física. 

A modo de ejemplo, Cañas señaló la posibilidad que existe de contar con sensores que permitan que el paciente crónico "pueda estar monitorizado" y conocer mejor las necesidades que presenta. Se trata de una tecnología que ya se puede aplicar y que, a gran escala, puede mejorar las estrategias preventivas.

Humanizar la prevención

Para el CEO de Madrija Consultoría, en la utilización de esas nuevas herramientas es fundamental la humanización, dar a conocer al paciente que aunque sea en la distancia sigue teniendo un cuidado y un trato. Por este motivo apuntó la necesidad de introducir el carácter humano, con un simple mensaje del tipo: "todo está bien, siga con su vida habitual", a algunos dispositivos de salud complejos como los que trabaja la empresa. Por ejemplo en áreas como Cardiología y el control diario de los dispositivos para el cuidado de enfermedades cardiacas. En su caso, por ejemplo, buscan soluciones para evitar esas consultas en las que se revisaba el dispositivo, sencillamente para decir que todo está bien, vuelva a casa, de tal modo que se eviten esos desplazamientos. "El COVID ha servido para dar un empujón a estos proyectos y somos capaces de monitorizar a pacientes con un dispositivo implantado y permitir que ese paciente no tenga que acudir al hospital", señaló Ismael Moreno. 

"En 5 años, el 50% de las consultas serán no presenciales" - Foto: Tomás Fernández de Moya

Además de esta tecnología puntera, Moreno recordó que hay un proyecto pionero que se está desarrollando en la región para la 'farmacogenética cuántica', el desarrollo gracias a los aceleradores y la identificación de marcadores de un fármaco adaptado a las necesidades "en tiempo real" sin la necesidad de esperar el tiempo que se necesita normalmente para el desarrollo de fármacos adaptados al genoma. Se trata de una iniciativa que se está realizando en Castilla-la Mancha y que la pueden situar a la cabeza de estos tratamientos. 

En 5 años, el 50% de las consultas serán no presenciales
"En 5 años, el 50% de las consultas serán no presenciales" - Foto: Tomás Fernández de Moya