Extranjería tramita más de 4.700 expedientes de residencia

Pilar Muñoz
-

En 2006 o 2007 se llegaron a gestionar 30.000 expedientes anuales y ahora no llegan a 5.000; en Ciudad Real hay más de 39.000 extranjeros con permiso de residencia

Extranjería tramita más de 4.700 expedientes de residencia

Conseguir la nacionalidad es para la inmensa mayoría de extranjeros un largo y escarpado camino que  comienza por regla general con la obtención del permiso de residencia y trabajo. De hecho, los ciudadanos comunitarios están obligados a obtener un certificado de residencia.
A lo largo del último año han sido más de 4.700 las resoluciones tramitadas respecto a solicitudes relativas a residencia y autorizaciones de trabajo presentadas en el área de Dependencia de Trabajo e Inmigración de la Subdelegación del Gobierno en Ciudad Real, que atendió a más de 14.000 personas extranjeras que acudieron a la oficina de extranjería y 13.300 consultas telefónicas.
Según los datos facilitados a este diario, el número de resoluciones generadas en 2018 fue exactamente de 4.750, una cifra significativo pero que no tiene nada que ver con  las registradas en 2005, 2006, 2007, 2008 ... en los que se llegó a tramitar hasta 30.000 resoluciones  relativas a residencia, autorizaciones de trabajo y certificados para ciudadanos comunitarios.
Sin embargo, en los últimos años se ha estabilizado el número, se mantiene entre los 4.500 y 4.600. En 2018 hubo un ligero repunte con 4.750. «La mayoría son resoluciones relativas a residencias de larga duración que han solicitado las personas extranjeras», indica a este diario el jefe de Dependencia de Trabajo e Inmigración de la Subdelegación del Gobierno en Ciudad Real, José Fuentes, quien añade que otro grupo importante es el referente a las residencias de carácter temporal de ciudadanos de la Unión Europea.
En menor medida se registran solicitudes de autorizaciones para residir de forma temporal por reagrupación familiar como por ejemplo en el caso de un marroquí que vive en España y al cabo del tiempo viene la mujer o los hijos.
En cualquier caso, un 26% de todas las resoluciones que se tramitaron a lo largo del último año se enmarcan en el capítulo de residencia de larga duración. El segundo grupo importante en porcentaje es el referente a residencia temporal para comunitarios o países que tienen un convenio con la Unión Europea, al representar el 16,8% de las autorizaciones. Las reagrupaciones familiares suponen el 6,2% y el 5,2% las correspondientes a estancias por estudios.
Más de 23.000 rumanos. La población extranjera mayoritaria en la provincia es de Rumania. El número de rumanos con distintos tipos de autorizaciones (residencia, trabajo ...) se eleva a 23.486. El segundo núcleo más importante es el marroquí, aunque contrariamente a lo que se pueda pensar no es significativo el número, ya que son 5.000 las personas marroquíes con autorización a residir en Ciudad Real. A partir de aquí se rompe la tendencia de ámbito nacional, ya que el siguiente grupo más importante en la provincia son los búlgaros con 1.343 personas de esta nacionalidad.
Los ecuatorianos suman un total de 1.202 y los chinos 1.058. A éstos le siguen los colombianos (1.000) y los bolivarianos (800).
A 31 de diciembre de 2018, disponían de algún tipo de autorización 39.372 extranjeros en la provincia de Ciudad Real, lo que representa cerca de un 8% respecto a la población ciudadrealeña, es decir ocho de cada 100. Una cifra que se aleja de los 42.000 de 2011. Después el número  ha ido descendiendo y desde hace unos años se mueve entre los 38.000 y 39.000. Por sexo, el 56% son varones y el 43% mujeres, señala José Fuentes, quien añade que el grupo mayoritario, el 84%, tiene edades comprendidas entre los 16 y 64 años. No obstante, la media de edad está en torno a los 35.
Régimen agrario. Casi la mitad de los extranjeros con permiso de residencia están afiliados al Régimen General de la Seguridad Social, concretamente al agrario. De los 10.729 extranjeros censados en la provincia de Ciudad Real, 4.949 están en el Régimen Agrario. Aparte hay una población flotante que se mueve en función de las cosechas.
En cuanto a las solicitudes denegadas, el jefe de Dependencia de Trabajo e Inmigración de la Subdelegación del Gobierno indica que no se presentan muchos recursos. En el último año de las 4. 750 solicitudes, se presentaron 250 recursos y se estimaron el 54%.  
 A diario, de 9 a 14.00 horas, pueden pasar por la oficina del citado departamento entre 60 o 70 personas, a veces hasta más de 80.


La población marroquí ha registrado un aumento del 80% al pasar de 121 a 217 en un año.
También ha experimentado un incremento del 80% el núcleo de  ciudadanos de Bolivia aunque en menor medida. En 2017 consiguieron la nacionalidad 54, mientras que en 2018 fueron 97.
En cuanto a los ciudadanos europeos, los rumanos representan el 69% (20 de un total de 29). Cuatro búlgaros consiguieron la nacionalidad en el último año, frente a uno en 2017. De los Países Bajos han sido tres (uno el año anterior), así como un ciudadano francés (ninguno en 2917), tres italianos (uno en 2017) y un portugués.
De Centroamérica obtuvieron la nacionalidad 51 ciudadanos, mientras que 2017 fueron 42.
Según los datos del informe estadístico, los asiáticos se han duplicado, de tres han pasado a 7 en 2018 (dos son de origen chino, otros tantos de Pakistán, dos más de otro país de Asia y uno de Filipinas).
 


Las más vistas