Condena al Sescam a indemnizar una paciente con 5,5 millones

Efe
-

El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) ha sido condenado a indemnizar con 5,5 millones de euros a la familia de una niña que sufrió daños en el parto y quedó tetrapléjica cuando su madre dio a luz en el hospital de Valdepeñas

Condena al Sescam a indemnizar una paciente con 5,5 millones - Foto: Pablo Lorente

La asociación El Defensor del Paciente ha dado a conocer este miércoles la sentencia, que ha establecido "la mayor indemnización de la historia de las negligencias médicas en España por una serie de errores médicos", ha indicado el letrado que ha llevado el caso, Francisco Javier Fernández-Bravo.

El abogado, que ha estado acompañado de la presidenta de 'El Defensor del Paciente', Carmen Flores, y la madre de la niña que sufrió las consecuencias de la mala praxis médica, A.P.C, han dado a conocer los detalles de esta sentencia.
Condena al Sescam a indemnizar una paciente con 5,5 millonesCondena al Sescam a indemnizar una paciente con 5,5 millones - Foto: Pablo Lorente
Fernández-Bravo ha comentado que la sentencia reconoce el derecho de la menor y sus padres a recibir esta importante cantidad de dinero que deberán abonar el Sescam y las aseguradoras Zúrich y Mapfre, como consecuencia de las graves secuelas ocasionadas por errores médicos durante el parto.

Condena al Sescam a indemnizar una paciente con 5,5 millonesCondena al Sescam a indemnizar una paciente con 5,5 millones - Foto: Pablo LorenteLa sentencia condena tanto al ginecólogo como a la matrona que asistieron el parto por un delito de "lesiones por imprudencia profesional grave".


Por su parte, el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, sostuvo que la familia de la niña que sufrió lesiones graves por una negligencia durante el parto en octubre de 2012 en el hospital de Valdepeñas ha recibido los cuidados necesarios y reiteró que se produjo un "entendible fallo humano reconocido por los propios autores". El responsable de Sanidad atribuyó esta situación a un fallo humano, "entendible como cualquier otro", a la vez que insistió en que la indemnización es "algo añadido", dado que la niña, que ahora tiene ocho años, y su familia han recibido "los cuidados que habrán necesitado en este tiempo". "Lamentamos que ocurrieses, por supuesto, y los cuidados que haya necesitado en este tiempo los habrá tenido", apostilló Fernández Sanz, que incidió en que los 5,5 millones que recibirá la familia "es una ayuda diferente".