Marina Lobato, salto a la élite

Eduardo Gómez
-
Marina Lobato, en uno de los saltos del Campeonato de España Absoluto. - Foto: Álvaro Cabrera (EFE)

La puertollanera se consolida entre las mejores saltadoras del país con su plata en el Nacional Absoluto

La medalla de plata conquistada por la puertollanera Marina Lobato (Scorpio) en el concurso de triple salto fue el resultado más destacado para el atletismo de la provincia en el LV Campeonato de España de Pista Cubierta celebrado en Antequera (Málaga) y del que saldrán los elegidos para representar a la selección española en el Campeonato de Europa bajo techo que se disputará en Glasgow (Escocia) del 1 al 3 de marzo. 
La atleta entrenada por Juan Carlos Álvarez venía de firmar un impresionante doblete en el Campeonato de España Sub 23, al lograr los oros en triple salto y salto de longitud. Por ello, era uno de los nombres a seguir en el Nacional Absoluto y no defraudó.
Con un mejor salto de 13.64, que es marca personal, sólo pudo ser batida por la veterana Patricia Sarrapio, que en su quinto intento voló hasta los 13.92 para conquistar el oro y la mínima para el Europeo.
Marina Lobato firmó un concurso muy regular con saltos de 13.50, 13.64, 13.50, 13.56, 12.97 y un nulo en su último intento, para lograr una medalla de plata que «aún tengo que asimilar. Hace poco yo veía estas competiciones por la televisión y ahora soy yo la que estoy ahí», admitía.
La puertollanera está en un magnífico momento de forma y ahora, junto a su entrenador, está buscando una competición en el extranjero para intentar conseguir los 13.75 que son mínima para el Europeo, y cuyo plazo para lograrlo concluye este miércoles.  
En cualquier caso, se muestra muy satisfecha con su temporada invernal, donde el último reto era «conseguir medalla en el Campeonato de España Absoluto».
Entre las claves que destaca para explicar su tremendo salto de calidad en esta última campaña, Lobato cree que ha perfeccionado mucho la técnica y que el hecho de haber dejado atrás las lesiones también ha supuesto un refuerzo moral importante, a la vez que ha podido entrenarse en plenitud de condiciones.
«No me esperaba estar tan estable en marcas que hasta hace poco parecían lejanas. Fue un gran concurso y estoy muy satisfecha», resume.
Ayer mismo viajaba a Madrid, donde hoy tocará volver a la rutina y continuar con sus estudios de tercero de Medicina, mientras espera también tener cabida en alguna competición que le permita lograr esa mínima continental.