Gil resalta que las reformas legales protegen a las víctimas

LT
-

El fiscal de Violencia contra la Mujer en la región se muestra preocupado por el incremento de violencia machista por agresiones físicas en el último semestre

Gil resalta que las reformas legales protegen a las víctimas

Las II Jornadas de Formación de Profesionales contra la Violencia de Género, organizadas por el Centro de la Mujer de Manzanares, concluyeron este viernes con una sesión específica dirigida a profesionales de la abogacía y cuerpos de seguridad. En ella, el fiscal de Violencia contra la Mujer en Castilla-La Mancha, Jesús Gil, abordó cuestiones teóricas y prácticas sobre delitos por violencia de género.
Los participantes, en su mayoría mujeres profesionales del derecho, conocieron de la mano del fiscal delegado en Castilla-La Mancha contra la violencia de género cuestiones sustantivas y procesales del Código Penal, de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y Estatuto de la Víctima, así como aspectos prácticos sobre la instrucción, investigación, procedimiento penal y medidas cautelares, dispositivos de control telemático y medidas de protección integral en favor de las víctimas.
En declaraciones previas, Jesús Gil valoró este tipo de acciones formativas relacionadas con un ordenamiento jurídico «impecable contra el agresor» y que procura la mayor protección de la víctima. El fiscal autonómico contra la violencia de género dijo que el último año ha sido «relativamente pacífico» en la provincia de Ciudad Real en cuanto a víctimas mortales, pero mostró su preocupación por el notable incremento de violencia machista experimentado en el último semestre en cuanto a agresiones físicas.
Gil reconoció que las reformas legales en materia de violencia de género están ayudando a mejorar la protección de las víctimas, y resaltó la labor los Centros de la Mujer como instituciones donde éstas disponen de la información y cauces oportunos «para entablar un procedimiento penal» contra el supuesto agresor. El ponente recordó que el Derecho Penal exige que la víctima de violencia machista denuncie y se ratifique en sede judicial. Para garantizar su protección se establecen medidas cautelares, lo que a juicio de Jesús Gil «está consiguiendo un avance en la materia».
Esta sesión formativa fue presentada por la concejala de Políticas de Igualdad en funciones del Ayuntamiento de Manzanares, Beatriz Labián, que destacó que Castilla-La Mancha cuente por primera vez con un fiscal en materia de violencia de género. También agradeció al Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad del Gobierno de España el apoyo a este tipo de jornadas a través del Pacto de Estado contra la violencia de género. Con estas jornadas, el Ayuntamiento de Manzanares pretende que los distintos profesionales que intervienen en el ámbito de la violencia de género se especialicen y se formen para conseguir el objetivo común de combatir «una de las máximas expresiones de la desigualdad entre hombres y mujeres», según Labián.
Aunque en España es uno de los más avanzados en legislación y protección de las mujeres víctimas de la violencia machista, Labián explicó que no se avanza lo suficiente a la hora de cambiar el actual sistema patriarcal. Por ello apostó por jornadas formativas como las organizadas por el Centro de la Mujer de Manzanares con el objetivo de «cambiar esa mirada», que no se culpabilice a la víctima y ésta pierda el miedo.
Estas jornadas, con financiación del Pacto de Estado contra la violencia de género, incluyeron los días 5 y 6 de junio dos sesiones específicas dirigidas a profesorado. Bajo el título ‘Educar para prevenir la violencia de género’, y con la colaboración del Centro de Formación del Profesorado de Castilla-La Mancha, veinte docentes recibieron formación específica en un espacio de reflexión y sensibilización sobre las diferentes formas de expresión de este tipo de violencia en el ámbito educativo. La ponente, Ana Fernández de la Vega, incidió en los aspectos que motivan y sostienen la violencia de género, según informó el Consistorio en una nota.