Mejora en la presión del agua con la conexión a la capital

A. Criado
-
Mejora en la presión del agua con la conexión a la capital - Foto: RUEDA VILLAVERDE

El Ayuntamiento de Miguelturra solucionará los problemas de presión en el agua que sufren los hogares y negocios de varios barrios de la localidad con un ambicioso proyecto que se desarrollará a lo largo de este verano

El Ayuntamiento de Miguelturra solucionará los problemas de presión en el agua que sufren los hogares y negocios de varios barrios de la localidad con un ambicioso proyecto que se desarrollará a lo largo de este verano. Según confirma a La Tribuna la alcaldesa en funciones, Victoria Sobrino, está previsto que las obras den comienzo en las próximas semanas y finalicen, como muy tarde, antes del 30 de septiembre. Se trata de una demanda vecinal incluida en el programa electoral del PSOE que inicia este equipo de Gobierno y que rematará el resultante en el pleno de constitución de la nueva Corporación el próximo 15 de junio. El presupuesto inicial de este proyecto, encargado a Servicios Integrales Ingeniería Civil y Medio Ambiente (SIMA), es de 118.000 euros, que el Consistorio financiará con fondos de la Diputación de Ciudad Real. Y se llevará a cabo a raíz de un estudio elaborado por la empresa Aquona, que pone de manifiesto que hay zonas en Miguelturra que presentan «dificultades» en el abastecimiento de agua potable, «con unos niveles de presión por debajo de los óptimos para un servicio correcto», enfatiza Sobrino. Para mejorar el servicio de la red de abastecimiento, el proyecto contempla, por un lado, abrir la conexión del anillo de la capital con la zona oeste de Miguelturra, una de las más afectadas por la baja presión. Beneficiará a las viviendas y urbanizaciones que se levantan en el entorno del polígono de La Estrella, el estadio municipal de fútbol y el nuevo colegio público de la localidad, ubicado en la antigua sede de CEOE-Cepyme. Asimismo, el Ayuntamiento anulará los depósitos de San Isidro, localizados en La Atalaya, en el término municipal de Ciudad Real, para conectarse directamente a los depósitos de la Mancomunidad de Servicios de Gasset. Una vez realizada estas dos operaciones, la solución, según apunta en su informe Aquona, pasa por «controlar las presiones y caudales que se van a inyectar en ambos puntos de la red de Miguelturra. Aquona explica que la red de abastecimiento posee actualmente una presión en servicio por debajo de la óptima para un servicio correcto para el usuario en la zona centro, «un problema que se agrava en las zonas de mayor altitud, en horas punta y en la época estival. El abastecimiento se produce a través de dos depósitos situados en el paraje de San Isidro, que tienen unas capacidades de 760 y 1.500 metros cúbicos y la conexión a la red, a partir de dos conducciones, una de fibrocemento de diámetro nominal a la zona noreste y otra de fundición dúctil en la zona norte. Estos depósitos, que quedarán anulados con el nuevo proyecto, se alimentan a su vez de los instalados en La Atalaya a través de una conducción con un bypass directo que conecta las dos conducciones mencionadas anteriormente. Según el informe de Aquona, presentan una serie de problemas importantes, entre los que destacan «la insuficiencia en su capacidad para abastecer el volumen diario máximo demandado en verano, la imposibilidad de garantizar el suministro de agua al núcleo en caso de rotura o incendio y el mal estado de conservación». Victoria Sobrino explica que el equipo de Gobierno ha llevado a cabo esta legislatura obras de mejora en varias vías de la localidad y que además de este proyecto de mayor envergadura, en próximas fechas también intervendrá en la calle Calvario para completar la mejora en la red de agua potable, exactamente en el tramo que va desde la calle Almagro a la calle Dinamarca. La inversión, más de 6.700 euros.