scorecardresearch

Piden 15 años por matar un joven de un navajazo en la aorta

Pilar Muñoz
-

La acusación particular solicita la máxima pena por el homicidio doloso de un hombre en Villarrubia tras una reyerta, hechos que va a enjuiciar un jurado en la Audiencia Provincial

Piden 15 años por matar un joven de un navajazo en la aorta

El acusado de la muerte de un compatriota de una puñalada que le seccionó la aorta se va a enfrentar a un jurado la semana del 25 de octubre. Los hechos ocurrieron en Villarrubia de los Ojos la noche del 27 de julio de 2019 tras una pelea en la que intervinieron cuatro hombres de origen rumano.

La fiscal del caso solicita 14 años de cárcel para el acusado, mientras que el letrado de la acusación particular pide la máxima pena por homicidio doloso: 15 años.

Su abogado esgrime legítima defensa al afirmar que fue «atacado» en una discusión que desembocó en pelea por una «causa noble»: defender a su padre. Ramón Alén, que defiende al acusado, considera elevadas las penas de cárcel que piden las acusaciones y, en caso de que sea declarado culpable, solicita penas mínimas y que se apliquen circunstancias atenuantes como reparación del daño que se está haciendo en pagos fraccionados. No obstante, insiste en que su cliente actuó en legítima defensa y pone en tela de juicio si la muerte se produjo de forma accidental al clavarse la víctima un arma blanca en el fragor de la discusión.

Cuchillada en la aorta. Las acusaciones hace otro relato de hechos en base a los testimonios y pruebas recogidas en la escena del crimen. Sólo coinciden con la defensa en que hubo una discusión que acabó en una pelea y muerte de un joven de una cuchillada en la arteria aorta. Según el relato de hecho recogido en los escritos de las acusaciones, a los que ha tenido acceso La Tribuna, un hombre amigo de la víctima discutió con el padre del ahora acusado y se originó la pelea en la que intervinieron cuatro personas. Dos iban dentro de un vehículo y las otras estaban fuera. En un momento dado uno de ellos cayó fulminado de una cuchillada en el aorta. Según la defensa, metió el torso dentro del coche por la ventanilla para sacar al ahora acusado, «le pegó un puñetazo» e instante después «cayó fulminado, se clavó fortuitamente un arma blanca», afirma Alén que insiste en que su cliente salió en defensa de su padre, que estaba siendo atacado, resultando él también agredido. Trató de defenderse y «no sabe qué pasó porque cerró los ojos», asegura la defensa.

El letrado José Carlos Madrid que ejerce la acusación particular en nombre de la viuda  considera los hechos constitutivos de un homicidio doloso y pide la máxima condena para el encausado. El jurado, que enjuiciará los hechos, tendrá que deliberar si fue un homicidio doloso como mantienen las acusaciones o una muerte accidental como sostiene la defensa.