scorecardresearch

"Intento ayudar en lo que mi equipo más me necesita"

La Tribuna
-

El entrenador-jugador del Club Baloncesto Ciudad Real está viviendo una segunda juventud en el club en el que ha desarrollado gran parte de su carrera, la mayoría de ellas en liga EBA

Chema López es maestro en el colegio Diego de Almagro. - Foto: CB Ciudad Real

Que Chema López como jugador esté jornada sí y jornada también en el quinteto ideal de la 1ª Nacional Masculina de baloncesto no es casi noticia. Que hace diez años lo hiciera también en la liga EBA en los distintos grupos en los que ha militado el Club Baloncesto Ciudad Real tampoco es desconocido. El ala-pívot procedente de Casas de Haro (Cuenca) pero que ha pasado gran parte de su dilatada carrera en la capital ciudadrealeña y que cumple su tercera temporada como entrenador del CB Ciudad Real no tenía entre sus planes vestirse de corto y saltar a la pista para ayudar a su equipo más allá de la línea de banda. Con solo seis jornadas, tres menos que sus competidores, es el 1º en Valoración (33.8 por partido), el 1º en rebotes (16.8 por partido) y el 4º en puntos (20.3 por partido).

 

¿Cómo y por qué tomó la decisión de jugar?

La intención no es que jugara, pues en las dos temporadas anteriores que también era entrenador del equipo no lo hice. Al principio de temporada tuvimos dificultades para hacer las ocho fichas sénior a las que obliga la federación. Nos faltaba una y decidimos hacerme ficha para cumplir con la normativa. De vez en cuando para completar los entrenamientos me metía en la dinámica pero de ahí a jugar hay una distancia. A pesar de que trabajamos con varios jugadores júnior y la colaboración del equipo zonal, estos chicos tienen sus compromisos con sus equipos que les hacen crecer. El equipo empezó en una mala dinámica y las lesiones provocaron que fuéramos solo seis jugadores a Albacete. No tenía ni siquiera zapatillas de baloncesto y el viernes antes del partido contra UCA cogí una equipación antes de irme a casa. La necesidad y el debate interior conmigo mismo terminó con mi presencia en la pista. Sabía que podía echar una mano en ciertas facetas del juego. Aunque perdimos el partido en la prórroga, el equipo compitió muy bien.

 

¿Ha cambiado alguna rutina semanal?

(Entre risas) Ahora llevo dos mochilas al entrenamiento, la de jugador y la de entrenador.

 

Está haciendo números de MVP de la liga, ¿a qué cree que se debe?

Intento ayudar en lo que mi equipo más me necesita. No me centro en hacer números, pero está claro que todavía puedo ser una referencia en la pista durante los minutos que estoy en la cancha. En la faceta reboteadora es donde más me aplico, los puntos son una consecuencia del juego.

 

¿Cuál es el objetivo ahora con Chema como jugador?

El que teníamos al principio, mantener la categoría. Está complicado porque hay mucha igualdad por arriba, pero también por abajo. Además, otra de nuestras prioridades es dar la oportunidad de crecer a chavales jóvenes que en un par de años serán el futuro del Club.

 

¿Cuáles son las mayores dificultades que tienes al ser entrenador-jugador?

Como jugador nunca me ocupaba de pensar como entrenador y esa circunstancia hace que ahora me cueste. Cuando juego, me cuesta conciliar la doble faceta. Intento programar los cambios con antelación al partido aunque luego el plan puede cambiar. Tanto en los cambios como en los tiempos muertos, mi ayudante Andrés Rodríguez es de gran ayuda. Si hay algo en la pista que me llame la atención, intento modificarlo o corregirlo sobre la marcha.

 

¿Algún mensaje para los jóvenes jugadores que están empezando?

Lo que he conseguido durante mi carrera deportiva me lo he ganado gracias al trabajo diario. Me encanta, y me encantaba entrenar. No me he considerado un jugador talentoso, al revés, por este motivo es importante tener ambición y ganas de mejorar y competir con los mejores que estuvieran a mi alcance. Siempre hay que intentar medirse con gente que te exija lo mejor de ti mismo. Hoy en día no es fácil que los jugadores jóvenes tengan esta ética de trabajo. Quieren conseguir resultados inmediatos, y si no los ven, no tienen paciencia para seguir intentándolo.

 

¿Qué opina del proyecto del Club Baloncesto Ciudad Real?

Que en la Junta Directiva estén personas que han sido jugadores y padres de actuales jugadores, denota que el cariño al Club es grande. Me consta que se están intentando poner los cimientos para mejorar deportivamente pero no solo a este nivel, sino también a nivel social. La creación de una cantera propia es un importante paso adelante para asegurar la sostenibilidad del proyecto a todos los niveles. Se está cociendo a fuego lento el guiso pero huele muy bien.