Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

El momento de Carlos Morales

Manuel Espadas
-
Morales, junto al preparador de porteros. - Foto: Antonio Ismael

El portero debutará este domingo con el Villarrubia en San Fernando ante la ausencia obligada de Samu Diarra

Carlos Morales (28-7-1996, Villarrubia de los Ojos) fichó este verano por el equipo de su localidad natal deseoso de poder ayudarle en su aventura en Segunda B disfrutando de minutos de juego. Sin embargo, en las dos primeras jornadas ligueras su técnico, Javi Sánchez, ha optado por Samuel Diarra para defender la portería manchega. Pero este domingo en San Fernando (19 horas) se producirá su debut oficial ya que su compañero de demarcación se marchó convocado con la selección de Mali. El momento de Carlos Morales ha llegado.  
El exjugador de la Cultural Leonesa, Sanse, Guijuelo y Atlético de Madrid reconoce que el haber empezado la Liga en el banquillo no ha sido de su agrado, por lo que ha vivido estas dos primeras jornadas «fastidiado», lo que no le ha impedido trabajar fuerte para «aprovechar mi oportunidad». Una oportunidad que, confía, no será la última, en una competición larga y «en la que cada futbolista tiene su momento».
«Tengo muchas ganas de debutar. Fiché por el Villarrubia porque tenía muchas ganas de jugar, y el club me llamó porque también tenía ganas de contar conmigo, pero jugar o no ya es una decisión del entrenador», asume.
Ahora su deseo es contribuir a que el Villarrubia logre en tierras gaditanas su primera victoria de la temporada, aunque reconoce que tampoco recibiría de mal modo un empate, porque «todo lo que sea sumar fuera de casa es positivo».
Sobre el arranque liguero del Villarrubia, con dos puntos en dos jornadas y sin goles anotados ni encajados, Morales insiste en que «lo importante es sumar», aunque reconoce que todos tienen ganas de conseguir cuanto antes esa histórica primera victoria en Segunda B.
En San Fernando también se estrenará en la convocatoria el portero recién llegado al equipo, el toledano Carlos Avendaño.