Tu privacidad es importante para nosotros

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios, medir las audiencias, personalizar el contenido que ofrecemos y mostrarte publicidad adaptada a tus intereses mediante la obtención de los datos necesarios para perfilar tus hábitos de navegación e inferir grupos de interés.
Podemos asimismo utilizar fuentes de datos externas para elaborar estos grupos de interés, así compartir los análisis de navegación y los grupos de interés inferidos con terceros con el objetivo de personalizar contenidos y campañas publicitarias.
Puedes personalizar los propósitos para los cuales permites el uso de tu información, utilizando los siguientes botones:
Puedes también consultar la política de cookies al completo aquí.
Saber más

La capital y comarca tienen más de 815 rescates de animales

Hilario L. Muñoz
-
La capital y comarca tienen más de 815 rescates de animales - Foto: Pablo Lorente

Tres entidades ASA, Bienvenida y Gatómicas acumulan una intervención cada doce horas en 2019

Un rescate animal cada doce horas o lo que es lo mismo más de 800 animales sacados de las calles para ser adoptados o acogidos es el balance de las tres entidades que trabajan con perros, gatos y otros animales de compañías durante el año 2019. Se trata de un balance en el que hay un descenso en los datos de La Bienvenida, la entidad que cuenta con la gestión del refugio del Ayuntamiento, mientras que Gatómicas, la asociación que a final de año ha comenzado el método de control de gatos callejeros en la capital y de ASA Animalista, una organización que realiza rescates donde no existen refugios u otras entidades, mantienen sus cifras.
De este modo, por una parte, la protectora La Bienvenida informó que cuenta con 356 llegadas a sus instalaciones, 241 perros y 115 felinos. El año anterior, 2018, fueron 424 los animales rescatados por la protectora, 293 perros y 130 gatos, lo que muestra esa caída en las cifras de la organización. «Desde que hicimos la publicación este verano por el gran número de entradas que tuvimos en determinados meses, que se debió a que colaban animales de otros pueblos, es cierto que disminuyó considerablemente el número de entradas», explicó la presidenta de La Bienvenida, Sara López. Pese a la caída en los rescates, en las instalaciones de La Bienvenida «no hay un solo chenil libre» y se han seguido ocupando de algún animal que no correspondería por no ser de la capital. 
En cuanto a las adopciones, clave para dejar espacio a los nuevos animales, han salido 314, un total de 235 perros y 79 gatos. A estos hay que sumar los fallecidos, 48 animales, sobre todo tras un brote de parvo que «se ha llevado la vida de bastantes cachorros y derivado en un desembolso de 15.000 euros en servicios veterinarios». De este punto destaca una caída de las adopciones desde Alemania, hay solo 80. Se trata de un aspecto que se ha reducido en los últimos años sin un motivo claro, se trabaja con las mismas entidades, y siguen optando por los animales más difíciles de adoptar como los más grandes, enfermos o mayores. Mientras esto ocurre, La Bienvenida se muestra contenta con «las cifras de adopciones nacionales porque significa que la gente cada vez está más mentalizada a adoptar y a darles una segunda oportunidad a los peludos y siempre que una persona adopta un animal dice que es una de las mejores experiencias de sus vidas». 
«Nuestro año ha sido bastante agobiante, otros años hemos cogido el mismo número de gatos pero, desde abril con 55, no hemos bajado de 30 gatos al mes», explicó, por su parte, la presidenta de Gatómicas, Isabel Peco. La asociación se ocupa de los felinos, no hay perros, en 13 municipios, aunque la labor principal en 2019 se hizo en Ciudad Real y Miguelturra, donde rescató 228 de los 296 gatos que tuvo en 2019. La cifra es muy similar a la del año pasado, 294. Peco explicó que, en total han llegado a tener «ochenta gatos» entre casas de acogida, ya que hasta diciembre no contaban con centro propio, las instalaciones en Sancho Rey, que se dedican al método de captura, esterilización y suelta. En total ha habido 204 adopciones en 2019.
Detrás de esa aglomeración de animales en unos meses muy concretos se encuentra el clima, explicó Peco. «El año anterior las camadas empezaron mucho antes y normalmente trabajamos con asociaciones en Madrid y Barcelona que en abril o mayo se llevan bastantes animales pero en 2019 al haber hecho más frío a primeros de año, las camadas han llegado más tarde». Por este motivo, la organización tuvo en 2019 unas 40 adopciones menos, al no irse a otros puntos de España, mientras que «las de particulares se han mantenido». 
Otros animales. Mientras, ASA Animalista, la tercera asociación con sede en la capital, en este caso sin instalaciones municipales, ha rescatado a 165 animales, entre los que hay 83 perros y 65 gatos, pero también cuentan con conejos, cobayas, palomas, patos o tortugas, «Nuestros animales están rescatados de poblaciones donde no hay protectoras y no tienen el amparo de otras asociaciones, también rescatamos de perreras donde llevan a cabo el sacrificio», explicó esta organización que logró la adopción de 128 animales. Como punto destacado de la actividad de la asociación durante el pasado año, la presidenta de ASA, Caridad Villajos, recordó que los animales de la entidad están rescatados «en estado crítico, de ahí que las facturas del veterinario sean tan elevadas». Por este motivo, apuntó, todos los meses desde la organización publican las facturas del veterinario y residencias, donde se encuentran algunos animales hasta que logren la acogida o un hogar permanente en el que quedarse.