scorecardresearch
Javier D. Bazaga

NOTAS AL PIE

Javier D. Bazaga


Fotos que reflejan una realidad

15/10/2021

El Congreso de los Diputados nos ha dejado esta semana varias fotografías que pueden representar muy bien lo que va a ser lo que resta de legislatura. Por un lado está el Gobierno, con Pedro Sánchez a la cabeza, que se siente respaldado por la Cámara y ha presentado unos presupuestos generales del Estado para 2022 con una clara vocación de recuperación económica, y también un tanto optimistas, gracias a que están empujados por los fondos europeos de recuperación. De hecho, este fin de semana recibirá la ovación de todo su partido en el Congreso Federal que celebran en Valencia –porque, a diferencia de los más recientes que recordamos, en éste se espera lo que se dice una 'calma chicha', cierre de filas, todos a una, unidad y salimos más fuertes, y todas esas frases que ya conocen–, del que Sánchez saldrá igual que salió Pablo Casado el anterior fin de semana, con la motivación inyectada en vena.
Y quizá por eso el líder de la oposición avaló los abucheos e insultos que recibió el jefe del Ejecutivo el pasado martes, durante la celebración del Día de la Hispanidad, asegurando que «es lo que la calle opina de usted», justificando –y casi alimentando– el odio hacia el presidente del gobierno de un país. Es otra de las fotos, la de un dirigente que quiere dar carpetazo a este periodo político –aunque más valdría calificarlo de sanitario–, y lo da por agotado. La de un Pablo Casado que volvió este miércoles en la sesión de control al Gobierno a tratar de difundir la idea de que España, si no está al borde del precipicio, ya se está despeñando. En la quiebra y a punto de ser rescatada, aunque ya se encargó de asegurar que será el PP el que rescate al país, «otra vez».
Al mismo tiempo tendió la mano para renovar los órganos institucionales que están pendientes de actualización. Todos salvo el Consejo General del Poder Judicial. Es decir, sentido de Estado pero hasta donde yo quiera. Un movimiento que muchos tildarán de rompedor o inteligente.
Luego tenemos a los independentistas. Esos para los que unos presupuestos generosos, los referéndums pactados o las mesas de diálogo bilaterales siempre sabrán poco. Pensando que son como la aldea de los «irreductibles galos» frente al Imperio Romano, pero que se acercan más a un reino taifa, donde no se aclaran ni ellos, y a veces no son capaces de centrar el tiro ni en quién es su enemigo.
Lo del PNV ya es de clase magistral de negociación. Eso es punto y aparte. Puro arte. Debería impartirse en las escuelas de negocio más que en las de teoría política. Hasta que no haya beneficio no habrá apoyo. Y lo consiguen, oiga.
Y así estamos, con un horizonte en el que la recuperación sanitaria, económica y social debería ser la prioridad para cualquier responsable público, pero donde lo único que se ve ya son las urnas. Se nos va a hacer muy largo este periodo donde todas estas fotos que acaban de entrar en el 'cuarto oscuro' se irán revelando, cogiendo color, descubriendo matices y resaltando contrastes. Pero no descarten que alguna salga 'velada'.