scorecardresearch
Manuel López Camarena

El Yelmo de Mambrino

Manuel López Camarena


Sánchez debería cambiar de ciertos burros

14/10/2021

Las gilipolleces, gordas o finas, se pagan al final y más si uno, de dos, o de tres, o…, se pone terco, se considera el reinventor de la política activa, e intenta demostrar que puede sacar los pies del tiesto cuando quiere o cuando, que es lo peor, le presionan sus socios de gobierno o sus compañeros de viaje o excursión. Y esto es lo que creo nos está pasando en España con la molesta y hasta peligrosa chulería del presidente del Gobierno, en nuestras relaciones exteriores en general y en las desbaratadas que mantenemos con los Estados Unidos. Nunca ha sido pro yanqui  el autor de estos Yelmos y sí un admirador de la caballería india que machacó en Little Bighorn a las tropas del general Custer, pero de ahí a seguir dando la vara y el coñazo con el tema, cien años después, hay un abismo tan grande como el Cañón del Colorado. (Por cierto, es falsa, como tantas otras cosas, el bulo, leyenda negra o blanca según se mire, de que el núcleo armado de aquella batalla fue, amén del Séptimo, los bravos de la nación Sioux, cuando en realidad, los combatientes pertenecían a las tribus Lakota, Cheyennes y Arapahoes). Y claro, como Pedro Sánchez, posiblemente aleccionado por Rodríguez Zapatero, sigue su senda y planta cara, y ofende gratuitamente a los Estados Unidos, como si con ello favoreciese a España, que debería ser su única guía y pasión, y así nos va. 
Porque nadie que en el fondo, muy en el fondo y bien oculto para que no huela ni se vea, vea manos y testas americanas tras la campaña anti española, que ha supuesto ríos de tinta de descrédito y docenas de estatuas derribadas, como si fuesen de Saddam Hussein, para la España descubridora y colonizadora, no anda desencaminado. No veo yo a suecos o pakistaníes, y ni siquiera tailandeses, organizar la presentación mundial de la segunda edición de la Leyenda Negra contra España. Y si a esto, al movimiento de grupo radicales de sangres ibéricas, en particular, y de anglo sajonas y allegados, más los hispanos-hispanos, con o sin coleta, que en mundo han sido, veremos que no sería exagerado lo expuesto. 
Como consecuencia de lo dicho, especialmente de las ofensas, reales y de costoso importe, como la del panoli maleducado de Zapatero, sentado y desafiante mientras pasaba la bandera de los Estados Unidos ante sus ojos, los USA nos tienen apartados del grupo de los amigos. Todo esto tiene coste político, como sucede con las relaciones con Marruecos; económico, como los boicots y zancadillas a nuestras empresas; y hasta transversales, ¿?, que nos supone, por ejemplo, habernos quedado fuera del Foro sobre Ciberseguridad, organizado por el propio Biden, que no es que sea Kennedy, pero que es mejor que Trump y que algunos otros. Sánchez te sobra soberbia y te falta un mínimo de señorío hispano. ¡Ah!, recuerda que el único dirigente occidental que se pasó el bloqueo USA a Cuba, con Castro más que vivo, fue Franco, que también estaba vivo. Y tú, ya sabes, no eres Franco, ni eres gallego.