Antonio García-Cervigon

Buenos Días

Antonio García-Cervigon


‘El Clásico’ y la Universidad de Alcalá

13/04/2021

Nuestros tiempos como saben, amigos lectores, son difíciles y extraños. Asistimos cada día a la profusión de noticias que siembran dudas en nuestra sociedad, rodeados como estamos de aflicciones y quebrantos. Necesitamos inteligencia y astucia para derivar ese caudal negativo de mensajes que nos atrapan. 
La anunciada llegada de vacunas a nuestro país en cantidades millonarias nos proporciona algunos hálitos de esperanza. También el pasado fin de semana llegó con anuncio por todo lo alto, el partido de fútbol más esperado en nuestra Liga, Real Madrid-Barcelona al que ahora llaman: ‘El Clásico’, que como ya conocen es un adjetivo aplicado a la lengua: a la obra, al estilo, al artista determinado que pertenece a la época de mayor esplendor de una evolución artística, y así entronamos a este deporte como si fuera una de las bellas artes que vislumbra al mundo. 
Éste se vive con apasionamiento todas las semanas en los miles de campos de fútbol que pueblan por doquier los cinco continentes. Al final del encuentro pensé en la persona que estaba viéndolo desde el cielo. Fue un partido épico con ardorosa contienda salpicada de elementos adversos y con intervalos de esencias futbolísticas. 
El fútbol es pelea en el terreno de juego, lucha, entrega, capacidad, sacrificio, aguante, apertura, velocidad, intensidad, desmarque, regate, disparo a puerta, de puntera, empalme, de tacón como el conseguido por Benzema. Habíamos visto el fútbol que gustaba al presidente don Santiago Bernabéu.
El gran manchego estudió en el Real Colegio Alfonso XII de El Escorial . Además de enrolarse en el equipo futbolero, se alistó en el coro que ya apuntaba a famosa escolanía. Así afianzó su cariño por la música. La lírica y sobre todo la ópera fue otra de las pasiones del patriarca blanco. Y hablando de ideales, tal como hoy 13 de abril, pero del año 1499, se crea la Universidad complutense de Alcalá de Henares. 
El primer apoyo firme y oficial llegó del cardenal Cisneros. Junto con la universidad de Salamanca alcanzó un lugar preeminente entre las universidades castellanas durante el Siglo de Oro. La efeméride nos lleva a recordar a las grandes figuras que estudiaron en sus aulas, entre ellos en la rama religiosa: Santo Tomás de Villanueva, nacido en nuestra provincia, San Ignacio de Loyola y San Juan de la Cruz; en la parte de escritores de enjundia, figuran: Lope de Vega, Tirso de Molina, Francisco de Quevedo y Calderón de la Barca. 
El historiador G. Payne manifiesta así la influencia del cardenal de la Iglesia por aquellos días, que incorporó la citada Universidad a la nueva era de renacimiento, sobre todo cultural y humanístico, en la que se encontraba Castilla en los primeros años del siglo XVI, con el fomento de la participación activa del centro universitario en la vida política, religiosa y social, uno de los objetivos principales de la configuración del nuevo Estado español, que como ministro, el purpurado estaba llevando a cabo. En su joya del Paraninfo se han entregado algunos premios Cervantes. ¿En qué mejor lugar…? Y en esas estamos.