Juan Villegas

Edeumonía

Juan Villegas


¿Esta EvAU?

11/06/2021

Lo que ha ocurrido con el examen de física en la EvAU de Castilla-La Mancha (Evaluación para el Acceso a la Universidad, la famosa Selectividad)  y que ha indignado a alumnos, profesores y familias, viene a demostrar una vez más la urgencia de cambiar lo antes posible el sistema de acceso a la Universidad. Si como parece ser,  este examen por su complejidad y dificultad no se ajustaba a los niveles que se exigen en esta materia en segundo de Bachillerato, por lo cual se siguen lamentando profesores y alumnos, y teniendo en cuenta además que ante la desesperación e impotencia de los alumnos,  a mitad del examen los presidentes de los Tribunales  tuvieron que facilitar datos que faltaban en los enunciados de los problemas contribuyendo todo esto a generar entre los estudiantes un estado de desconcierto, confusión y un nerviosismo añadido al que la propia situación ya genera y que evidentemente se podrá comprobar en unas notas anormalmente bajas;  y si a quien le corresponda no ha intervenido ya para procurar una adecuada solución a este desgraciado incidente, bien garantizando que en la corrección de los exámenes se tenga en cuenta estas circunstancias o bien incluso si fuera necesario ordenando la repetición del examen; entonces, todo esto lo que lleva es a constatar que los alumnos de Castilla-La Mancha saldrán perjudicados a la hora de optar a las plazas de determinadas carreras con respecto a los alumnos de otras comunidades en donde sus exámenes de física sí han transcurrido con total normalidad. Que  algo así pueda ocurrir es algo gravísimo porque atenta contra el principio de igualdad y de justicia.
 Muchos confiamos en que en el proceso de desarrollo e implantación de la nueva Ley  de educación (LOMLOE) se revise en profundidad el procedimiento para el acceso a la Universidad. Frente a lo que algunas veces se pretende hacer ver de que la EvAU es un trámite que fácilmente  superan los alumnos (en muchas ocasiones se recurre al dato de que alrededor del 95% de los alumnos aprueban la selectividad) hay que decir que los exámenes de acceso a la universidad no son, sin más, un mero trámite rutinario que  el alumno normalmente  pasa sin más problemas. No hay que olvidar que estos exámenes sirven no solo para acceder a la Universidad sino también para establecer el orden de prelación en la adjudicación de plazas para las distintas carreras, que es lo que en definitiva en la mayoría de los casos le preocupa realmente al futuro universitario.  Esta prueba es muy importante, porque si la nota de Bachillerato (dos cursos y 17 asignaturas) puede llegar a valer hasta 6 puntos como máximo, la nota de la EvAU lo hace hasta 8 puntos  (seis asignaturas) y decide por tanto qué alumnos van a tener la posibilidad de acceder a las plazas de las carreras y universidades más demandadas.
Por tales motivos, en el horizonte próximo de reforma del modelo de acceso a la Universidad es prioritario que se aborde la  necesidad de la implantación de una misma  prueba  para todo el territorio nacional.  No se justifica que en las condiciones actuales en las que todos los estudiantes tras la EvAU pueden solicitar plaza en cualquier universidad española cada universidad o distrito universitario tenga sus propios modelos de examen. La EvAU debería servir para unificar criterios de valoración, compensar desigualdades que pudiesen haberse dado en los centros educativos y poner a todos los alumnos en las mismas condiciones a la hora de optar a las  plazas en facultades o escuelas.  Contemplamos con suspicacia cómo determinadas carreras de la UCLM en las que se accede con altísima nota, como es el caso de Medicina, se llenan de estudiantes de otras comunidades, o que nuestros alumnos no pueden acceder a determinadas carreras de otras universidades. Las sospechas evidentemente desaparecerían si supiésemos que todos han realizado el mismo examen de acceso. No hay mejor garantía que la de que  todos realicen la misma prueba, si todos pueden concurrir a las mismas plazas deberían hacerlo, por tanto,  en las mismas condiciones, no habiendo hecho exámenes diferentes. 
Esta mañana los más de ocho mil estudiantes que terminaron el miércoles la EvAU en Castilla La Mancha se   habrán levantado preocupados y nerviosos,  a muchos se les hará insoportable el lento transcurrir de los minutos aguardando impacientemente el momento en el que a lo largo de la tarde puedan comprobar su nota. Posiblemente aún no son conscientes de en qué medida un número les va a condicionar el resto de la vida. A partir del momento en que puedan tener acceso a esta nota su vida empezará a virar rumbo hacia algo que hoy mismo empiezan a ser. Hagamos entre todos lo necesario para que esto pueda ocurrir en las mejores condiciones posibles, entre las que sin duda alguna están  las de igualdad. 



Las más vistas

Opinión

A las puertas de las iglesias

Nadie sabe, sí los sacerdotes, cuánto se los requiere buscando consuelo, esperanza, apoyo, respuestas. No podemos ni imaginar cuánta gente está necesitada de Dios, y se expresa de muy distintas maneras.