Rafa Zaldívar

Rafa Zaldívar


La cuestión taurina

17/04/2021

Recuerdo que el pasado año en la mesa redonda que se llevó a cabo en ‘La Tribuna’, se planteó la pregunta acerca de si habría toros a lo largo de la temporada 2021 en nuestro coso capitalino. Todo ello, habida cuenta de los graves problemas que se habían planteado debido al estado de la plaza y al momento tan delicado por el que atravesábamos todos por la maldita pandemia. La cuestión –andando el tiempo- y salvando las reticencias de muchos que veían una ‘jugada’ de los intransigentes de siempre para cerrar el inmueble, es que se ha puesto en marcha el proyecto de rehabilitación y que suponemos que más pronto que tarde se acometerán las obras del decimonónico coso de la glorieta de Juan Pérez Ayala. De forma y manera que no habrá toros en esta temporada como es fácil de adivinar, y a pesar de que las ‘cosas de palacio van despacio’, esperemos que el 2022 con dos años en blanco, pueda lucir resplandeciente un Bien de Interés Cultural.
El lavado de cara de la puerta grande y parte del perímetro de la fachada no era suficiente; cualquiera que accediera a su interior podía darse cuenta del estado de gradas, corrales y demás dependencias. Plazas como las de Puertollano, Almodóvar o Miguelturra de nueva fábrica, eran la envidia de aficionados y público en general. De acuerdo en que nuestra plaza con 178 años deberá ser respetada como monumento histórico, pero urgía acometer tejados, gradas, tendidos, corrales y accesos, incluyendo rampas para minusválidos, amplitud entre filas en los incomodísimos tendidos... que en plazas de similar antigüedad se ha resuelto felizmente. Si fuera preciso, se debería sacrificar aforo por comodidad. El aficionado sabe que el anillo de la plaza ciudadrealeña es de los más grandes de España. Una plaza de toros debe ser un inmueble vivo y como tal debe tener las puertas abiertas a todo tipo de espectáculos, incluyendo teatro, danza, deportivos o musicales, incluyendo por supuesto, a las escuelas taurinas de la provincia. ¿Qué mejor sitio para hacer prácticas de todos aquellos aprendices que lo deseen?
Para el Ayuntamiento, los técnicos y la futura alcaldesa será un reto sin lugar a dudas; tras el embellecimiento de calles como la de Calatrava o Toledo, los nativos tenemos los ojos puestos en nuestra plaza de toros y en la casa de cultura de Fisac. Todos lo agradeceríamos.
Volviendo a la mesa redonda de ‘La Tribuna’, recuerdo varias opiniones interesantes sobre el estado de nuestra fiesta: todos de acuerdo en que hay que reactivar el toreo. Las estructuras de la fiesta deben cambiar, aquello que decíamos de ‘poner el reloj en hora’ no es solamente una frase feliz; por ejemplo, el sistema de pliegos de arrendamiento está desfasado y de los gastos de cada espectáculo –sea corrida, novillada o rejones, no digamos- todo encarece el festejo. Abrir una plaza de primera categoría es ruinoso. Y si con las medidas actuales no se puede optar siquiera a un 50 por ciento como en Andalucía, pues apaga y vámonos. Gracias al salvavidas de las televisiones como en Castilla la Mancha. Recientemente se ha ampliado el aforo máximo hasta un 75 por ciento; junto a la Comunidad Extremeña son las regiones en las que recaerá el peso de la temporada. Sobre todas ellas destacará la plaza de Albacete, que allá por el mes de septiembre y con un porcentaje elevado de vacunas entre la población, dará el punto de inflexión de otra atípica temporada. Con el permiso del estado de alarma, claro está.



Las más vistas

Opinión

A las puertas de las iglesias

Nadie sabe, sí los sacerdotes, cuánto se los requiere buscando consuelo, esperanza, apoyo, respuestas. No podemos ni imaginar cuánta gente está necesitada de Dios, y se expresa de muy distintas maneras.