LA PLUMA CONTRA LA ESPADA

José Manuel Patón


¡Organización leches!

07/04/2021

Desde que entró D. Simón de sargento de guardia, todo lo que huela a vacunas, coronavirus, mascarillas, hidrogel, respiradores de hospital, y demás elementos que rodean la pandemia, suele ser lo contrario a lo que dice el incansable portavoz. Parece que tiene orientación contraria, y menos mal que se ha ido Illa. Su viaje total para nada, porque los separatistas están haciendo musculitos en su gimnasio mental particular. Pero bueno, mejor Illa que el fantasmilla bailón, que no representaba para nada a la España seria y campeona del mundo.
Ahora D. Simón, que es la voz cantante de San Pedro, dice que nos va a vacunar a casi todos en julio. ¡Qué Dios nos pille confesados! ¿Por qué lo dice? Porque como todos los falderos tienen su dueño que lo lleva de la correílla. Anuncia lo de julio, porque las elecciones de Madrid son el 4 de mayo, y hay que ganarlas. Lo que pase luego en julio, se le puede echar la culpa al monigote, al que todo el mundo le tira las pelotas en las casetas de la feria. Pero el listo, ese que desvía los puntos de mira de las escopetillas de plomo para que nunca saques el premio, está a un lado, mirando y en la sombra.
Nada, si solo habrá uno o dos contagiados, dijo antes de las manifestaciones del 8 M … nada nada, que tenemos mascarillas para aburrir, dijo antes de que tuviéramos que devolverlas porque no estaban homologadas, -y el dinero no sabemos si lo hemos recuperado-. Nada no «preocuparse», que la ola que viene es la de Rocío Jurado, y más bien fue la ola de los hermanos Calatrava. Y como siempre, entre bambalinas está el que va empujando a los protagonistas por un día: D. Simón, Illa, Iglesias, el murcianico que rompió la hucha de los votos …, la inteligencia artificial, que se fue y volvió, y volvió y volvió a volver. El que solo transmite que no dormiría si me junto con éste, y luego se lo lleva al zoo del congreso de la manita. Más vale tenerlo cerca. Pero éste, no es tonto del todo, y no ha caído en la trampa, y se ha ido por libre a hacer un solitario, intentando salvar lo que dejó Garzón del PC y de lo que queda de los perroflautas de la Puerta del Sol. Pero mal fario, le han crecido los enanos, porque Errejón, que le besaba en los morros, le ha hecho esta vez una cobra, y se ha quedado compuesto y sin novio. Aquí el único que se salva por contumaz y obstinado es Gabilondo, que le está echando a todos una bronca de curilla de seminario: ¡no seáis malos, no os peguéis entre vosotros!!!!, os prometo que no voy a subir los impuestos a los madrileños en los próximos dos años!!!!, y todo el mundo pensando … entonces, ¿eso es que nos los vas a subir después de los dos años?
El pobre Gabilondo, ingenuo donde los haya, sabe que detrás tiene al que mueve la marioneta, y no puede permitir que las demás regiones, menos el País Vasco, La Rioja y Navarra, que están igual que Madrid, se subleven como Fuenteovejuna. Borrascoso veo el futuro Sancho.