scorecardresearch
Javier D. Bazaga

NOTAS AL PIE

Javier D. Bazaga


Un debate precoz

08/10/2021

Una de las cosas que más ha dado que hablar estos días ha sido la extensa duración de la intervención del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante la primera jornada del Debate sobre el estado de la Región. Cuatro horas y media en las que hizo un balance positivo de su gestión al coincidir este debate casi con el ecuador de la legislatura, y que sin duda ha estado marcada por la crisis sanitaria del coronavirus.
También hubo propuestas, muchas, tanto por parte del presidente del Gobierno como por parte de la oposición. Pero llamó la atención una propuesta a mano tendida del presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, cuando ofreció a Page elaborar «un nuevo estatuto de autonomía» –nada de reformar el que tenemos–, con la única condición de no tocar la Ley Electoral que fija el número de diputados en 33, manteniendo así una limitada representatividad de la ciudadanía en la Cámara regional. «De reformar la Ley Electoral para aumentar el número de diputados nada. Con nuestro apoyo no» le dijo. Pero esta propuesta activó un debate electoral –que se extendió hasta el turno de Ciudadanos–, y sobre los candidatos que acercó el horizonte de las próximas elecciones autonómicas, que se deberán celebrar en mayo de 2023.
Es decir, que falta aún año y medio, y los próximos comicios regionales ya hicieron acto de presencia en las Cortes en un debate precoz, sacados eso sí, con la pretensión de remover a alguno de su asiento y de alimentar el rumor de una posible salida del actual jefe del Ejecutivo. Fue el caso de la mención a la ministra de Política Territorial y portavoz del gobierno de Sánchez, Isabel Rodríguez, ante la que Núñez vertió la duda de que pudiera disputar a Page el liderazgo de la Comunidad. «Basta que me piquen» dijo Page en tono jocoso para despejar esas dudas, pero fue más allá y le reconoció al líder de la oposición que «tenemos mucha cantera». «Nos sobra gente en el PSOE, empezando por ministros o ministras extraordinarias como Rodríguez» apuntó, desechando todo temor a este respecto.
Donde sí mostró temor fue en la posibilidad de que «otros aires» vuelvan a dirigir la región. «Si me buscan lo intentaré de nuevo. Basta que me digan que la región puede volver a los tiempos de Cospedal», remarcó. Y todo esto en un debate en el que Núñez acusó a Page de ser un «fraude», de no ser útil ya a la comunidad, y de haber estafado a sus votantes. «En su sucesión el próximo presidente de la región voy a ser yo» advirtió Núñez, extra motivado seguramente tras su regreso de la Convención ‘popular’ de Valencia.
La cuestión es que, con debate sobre la Ley Electoral o sin él, sobre la reforma del estatuto o sin ella, ya empieza a perfilarse ese escenario electoral que, a falta de año y medio, puede acabar agotando al ciudadano.