EL REPLICANTE

Alejandro Ruiz


Los Invasores

10/09/2020

‘Los Invasores’ es una serie televisiva de ciencia-ficción de los años sesenta que tuvo una tremenda repercusión popular en España. Hasta el punto de que, en Albacete, por asociación de ideas, al tradicional mercadillo callejero local que desde los años sesenta empezó a ‘invadirnos’ todos los martes, se viene denominando desde entonces como mercadillo de ‘Los Invasores’.
Aunque utilizamos el diminutivo, de mercadillo no tiene nada, pues actualmente es un macro mercado que cuenta con más de quinientos puestos asignados, que se distribuyen en dos zonas diferenciadas en función de sus artículos de polivalencia o alimentación. Es decir, desde el tradicional puesto de los ‘tres pares de bragas a precio de uno’, y ‘que me lo quitan de las manos’, hasta los puestos fruteros con melones piel de sapo de Tomelloso.
La asistencia de consumidores al mercadillo es tal que nos ha llamado la atención que, estando suspendida la Feria por motivo de la maldita pandemia del coronavirus, los alrededores del recinto ferial, donde se ubica semanalmente el mercado, estuvieran el pasado martes repletos de asistentes. Y nuestra sorpresa no viene tanto por el hecho de que se suspenda una cosa y se celebre otra, con la contradicción que supone y el riesgo que conlleva, pese a las medidas de seguridad implementadas este año. Lo que nos ha dejado pasmados es que se celebrara, precisamente, en un día festivo y tan señalado para los albaceteños como el 8 de septiembre, festividad de la Patrona, la Virgen de Los Llanos, advocación origen de la Feria.
Igual de sorpresivo ha sido que la gente acudiera a comprar como cualquier martes, lo que nos lleva a preguntarnos si, como en la serie, estaremos siendo invadidos por seres extraterrestres de un planeta agonizante. En la ficción televisiva, el protagonista, David Vincent, es el único que sabe que los invasores ya están aquí y que han adoptado forma humana. Vincent tiene que convencer al mundo de que cualquiera puede ser un invasor; un policía, la chica guapa del episodio, el cura del pueblo, el maestro, una enfermera.
En nuestro caso, tal y como está el patio y ante los planteamientos y las actitudes en el general comportamiento social  que observamos entre nuestros conciudadanos y compatriotas, se nos antoja como posibles extraterrestres, en primer lugar, la recua de políticos de nuestras múltiples administraciones, empezando por el presidente del gobierno y terminando por el concejal del Ayuntamiento de Albacete al que se le ocurrió organizar el mercadillo de ‘Los Invasores’ un 8 de septiembre, sin olvidarnos de los concurrentes que fueron ese día a comprar allí sus viandas.
En la ficción, una manera clara de identificar a los extraterrestres era por su dedo meñique, que lo mantenían tieso sin poder doblarlo. Lo digo para que vayan observando a todo el que se les acerque.