LA PLUMA CONTRA LA ESPADA

José Manuel Patón


A falta de pan buenas son tortas

22/07/2020

Iglesias se ha quedado sin trabajo. Ya no hay revolución, los perroflautas ya no están en una tienda de campaña en la Puerta del Sol. Lo que no pudo hacer Rubalcaba el químico con toda su artillería de la policía nacional, lo ha conseguido Iglesias dándoles cargos y cargos a los segundos de a bordo. Lejos quedan aquellos tiempos del puño en alto y las encendidas soflamas a ‘lo Stalin’ que hacía el coletas. Todo el mundo debería llevar un revolucionario en su interior, decía, y enfrentarse a lo macho a la policía, añadía, para calentarles el oído a los pobres desgraciados que por una razón o por otra ocupaba el estrato más bajo de nuestra sociedad. Los hurras y los abajo el capitalismo sonaban por doquier en los oídos de todos. Para ellos significaba el triunfo, y como todos estaban en contra de los políticos como Zapatero por habernos llevado a la ruina y contra el PP que se enfrentaba a gravísimos procedimientos judiciales por corrupción, además de los perroflautas les votaron muchos desanimados. Felipe también había tenido corrupción y no se olvidaba.
Todos eran casta y todos eran corruptos, y según él, protegían a sus políticos con las puertas giratorias. El proceso ha terminado, ahora Iglesias ha enchufado a su mujer de Ministra, cobran sueldos que terminan en muchos ceros, tiene un chalet con muchas habitaciones y muchos cuartos de baño, han enchufado a otro podemita en Enagas junto con Pepiño Blanco, con lo que lo de la casta y las puertas giratorias se ha ido a tomar por saco. Y además cuando han intentado hacer alguna maniobrilla de esas de fastidiar a los empresarios para preservar la pobreza tipo Venezuela, ha llegado Europa y les ha dicho que nanay de la garambaina. Lo único que les queda es silbar de perfil y meterse con el Rey emérito, que es verdad que no lo ha hecho del todo bien, y que se ha ganado una de pitos desde el 7, y no por lo del elefante, que hay muchos países donde sobran y los mata el ejército desde un helicóptero, sino por los millones que le ha dado a una tal Corina, bellezón de ojos azules, de lengua muy larga y de falda muy corta, que parece una canción de Sabina. Total, que como no les queda otra, han encontrado una diana fácil de acertar, mientras el Rey se va alejando despacito de su progenitor, para poner la monarquía a buen recaudo. El pobre Rey emérito se va a llevar todas las iras de los que no pueden hacer otra cosa, porque aquí, desde que han aparecido los 140.000 euros de Bruselas por debajo de la puerta, le han quitado el mando de la televisión a Iglesias. Sánchez, ha puesto en suerte como dicen los taurinos a Pablo, que según las encuestas baja la cuesta estrepitosamente y sin frenos. Muy inteligente por su parte, porque los votos que no van a Podemos van al PSOE. Pero como decía mi abuela, lo que no se va en llantos se va en suspiros, y como decía mi tío el médico, lo que no se arregla con dinero se arregla con más dinero.