Alberto Aranda


La pena también mata

18/11/2020

Amigo Sancho, espero que al recibo de ésta te encuentres bien, yo bien, gracias  Dios. 
Hoy la carta tiene, amigo Sancho, un sabor agridulce. Por un lado, tengo que comunicarte el fallecimiento de Joaquín Muñoz, hombre ligado al deporte de Ciudad Real durante toda su vida, pero sobre todo, al deporte más humilde y de las categorías inferiores. Le conocí en 1975 cuando en Porzuna se fundó la Agrupación Deportiva Porzuna y colaboré con la entidad en alguna de sus jornadas. Él continuó después en Radio Nacional de España y yo en la COPE. Joaquín Muñoz no veía nunca nada negativo a su alrededor, jamás le oí una mala palabra o palabra hiriente hacia nadie. En cualquier lugar y cualquier entrenador le conocían y todo el mundo te hablaba bien de él.
Su gran hobby era el CD Manchego, del que todos los domingos hacía su minicrónica. Descansa en paz, Joaquín. Nos dejas un vacío tremendo a los que te conocimos y tuvimos la suerte de compartir contigo tiempo e ilusión por el fútbol capitalino y provincial.
 Por otro lado, quiero destacar el gesto que realizaron los jugadores del Porzuna, que el sábado encajaron 25 goles en Malagón para hacer así visible las necesidades que tienen estas categorías inferiores de realizarse pruebas para detectar el coronavirus. Un aviso a los gerifaltes del fútbol de que ellos también tienen derecho a pasar las pruebas. Si todos los medios de comunicación nacionales anunciaban el positivo de una estrella internacional como Luis Suárez, casi nadie se acuerda de los jugadores de estas categorías inferiores, que se esfuerzan  para que el deporte no falte en su pueblo. Gracias paisanos por vuestros gesto y espero que los dirigentes futboleros hagan caso a vuestra reivindicación, que considero justa.
Y este domingo, a las 17 horas, gran partido entre Manchego y Calvo Sotelo, aplazado en su día. 
Bueno Sancho, nada más por hoy, recibe un abrazo de éste tu amigo que lo es.