Buenos Días

Antonio García-Cervigon


¡A por cien años de vida!

06/04/2021

He recogido las frases más relevantes que pronunciaron los nonagenarios que ya recibieron las vacunas contra el Covid 19. La mayoría coinciden en divisar por delante un horizonte de grandeza. Lo que supone un reto por alcanzar el siglo: «Cumplir los cien años de vida». Nadie quiere morirse para contar a bisnietos y tataranietos sus recuerdos y evocaciones del pasado siglo, jalonado por los episodios bélicos. más sangrientos, como fue el pasado siglo XX. Ahora igualado en dolor por la pandemia mortífera que padecemos.
Si al principio del pasado siglo la vida media de los habitantes no llegaba a los cincuenta años, los centenarios que estarán poblando la tierra cuando la centuria llegue a su mitad, causarán asombro. Si repasamos la historia vitalista de la humanidad sabemos que los grandes hombres no tuvieron una larga vida. Napoleón murió a los 52 años, el pintor Rafael a los 37, los músicos: Mozart a los 35, y Chopin con 39 y el poeta Byron a los 50. Sería interminable la lista de las grandes vidas que apenas pasaron del medio siglo de existencia.
En el otro extremo de edades figuran preclaros hombres que dilataron sus vidas para bien de la Humanidad: algunos hasta alcanzaron la santidad, como los dos Papas: Juan XXIII fallecido a los 82 años y Juan Pablo II con 85; el príncipe del Renacimiento, Miguel Ángel, pintor, escultor y arquitecto murió a los 89 años y Winston Churchill a los 91 años. 
La Solana, mi ciudad, llegó a acoger hace unas décadas a tres centenarios unidos por el tiempo. Los tres merecieron la profusión divulgativa que en medios de comunicación tuvieron en prensa y televisión. A esas personas que conocimos le preguntamos para conocer las vivencias y recuerdos que guardaban en su memoria. El trío de centenarios respondieron casi a la vez: «La penuria durante la guerra», acompañada de una retahíla de acciones y lucha por la supervivencia. Lucha que mantuvieron para sacar adelante a sus familias, trabajando de sol a sol y las mujeres dos de ellas, cargadas en funciones domésticas que sumaban a las faenas del campo para llevar el pan a casa. Demostrando el trío centenario con su talante que la vida, biológicamente, es lucha.
Las respuestas valientes y sinceras no contaban con la verborrea de los demagogos con estilo y moda en nuestros días. Desde hace tiempo, expertos versados en Geriatría preconizan que la salud global, pasada la pandemia, mejoraría mucho si las fuerzas sanitarias se concentrarán en frenar el envejecimiento biológico, es decir, si se disponen las garantías y medidas claras cuando nos hacemos mayores. La cifra sería redonda de manera favorable si ponemos nuestro empeño en curar el cáncer, el Alzheimer y otras enfermedades asociadas al envejecimiento. En tiempos de pandemia algo hemos aprendido: que la esperanza no hay que perderla nunca. Ayer, las noticias de la llegada de vacunas destacaron del resto de mensajes. La pregunta que nos hacen algunos de nuestros lectores son coincidentes. Con el ritmo que lleva la vacunación en Castilla la Mancha ¿Cuándo le toca al segmento de 70 a 80 años? ¿Y a los jubilados de Muface? Y en esas estamos.