scorecardresearch
Jonathan Gómez

Jonathan Gómez


Castilla-La Mancha y el clima que nos viene

18/08/2021

Llevamos un 2021 sin precedentes en Castilla-La Mancha. A los pocos días de comenzara el año, las previsiones meteorológicas apuntaban a la llegada de una borrasca que nos dejaría nevadas muy intensas y extensas, e incluso, las previsiones se hacían difíciles de creer, pero la predicción se cumplió y acumulamos más de medio metro de nieve por casi toda la región.

Tras la borrasca Filomena nos visitó una ola de frío muy dura, dejando las calles de algunas ciudades como Toledo convertidas en pistas de hielo y con registros de temperaturas mínimas nunca antes registrados. Todavía tenemos el recuerdo que aquellos días y cómo lo vivimos.

Siete meses después, en pleno mes de agosto, hemos tenido una ola de calor sin precedentes. Al menos desde 2012 no teníamos una situación meteorológica similar, toda la región en aviso por calor extremo, pero es que multitud de esos récords han quedado pulverizados. Podemos decir, claramente, que hemos tenido uno de los días más fríos y otro de los días más cálidos de nuestra dilatada historia con apenas unos meses de diferencia.

No hace falta alejarse mucho en el tiempo para tener otros fenómenos sin precedentes, como la granizada que en 2020 asoló Ciudad Real, la nevada que colapsó Albacete o las inundaciones por tormentas que cada vez más frecuentemente destrozan nuestros campos y en el mejor de los casos sólo nos dejan daños materiales como en la riada de Cebolla.

Puede que este sea sólo el comienzo de lo que está por venir. Desde hace años se viene indicando que el cambio climático está provocando cambios en los fenómenos extremos de todo el planeta, y en el caso de nuestra región algunos de ellos, como el calor, podremos sufrirlos más al estar alejados de mares y océanos que nos ayuden a amortiguar las temperaturas.

El último informe de cambio climático en la región ya mostraba claramente que las temperaturas estaban aumentando a gran velocidad y muy especialmente se dejaba ver en los veranos, varias semanas más largos que los que vivían nuestros abuelos cuando eran jóvenes, y con una más que notada extinción de las primaveras y los otoños.

Los últimos estudios de cambio climático siguen indicando que en el conjunto del planeta vamos por un muy mal camino, pues las emisiones de gases de efecto invernadero siguen aumentando de una forma muy acusada y eso no hará más que agravar el problema si no se soluciona cuanto antes. El problema, además, de todo esto, es que la atmósfera no entiende de fronteras y a todos nos afecta lo de todos.

Es el momento de tomar conciencia de la nueva realidad climática que estamos viviendo. Estas olas de calor serán más frecuentes, y tristemente, también más intensas, así como otros fenómenos extremos.  Puede que sigamos viendo y viviendo el cambio climático como una realidad lejana, pero lo cierto es que ya lo tenemos en nuestros pueblos y en nuestras propias casas.

Jonathan Gómez Cantero es geógrafo-climatólogoy  presentador de El Tiempo en CMM