scorecardresearch
Elisabeth Porrero

Elisabeth Porrero


¿Podría ser nuestra vida digna de una novela?

22/09/2021

No sé si se lo habrán ustedes preguntado alguna vez, mis queridos lectores. Muchas veces puede parecernos que en la existencia de algunos amigos queridos, de los vecinos de al lado o de algunos familiares no hay vivencias que llamasen la atención a algún escritor para escribir sobre ellos. O, sobre todo cuando tenemos pocos años, nos parece que la gente de alrededor tiene rutinas normales y corrientes y que no hacen nada raro ni digno de ser destacado.
Y, tal vez, si ahondásemos un poco más, podríamos encontrarnos con que hay algún episodio en sus vidas que nos sorprendería o nos dejaría estupefactos y seguro que alguien con habilidades para la pluma podría perfectamente narrar.
En la última novela de David Foenkinos, La familia Martin, autor también de La delicadeza o La biblioteca de los libros rechazados se trata ese tema.
En ella confiesa el escritor que, no sabiendo sobre qué escribir, sale a la calle una mañana con la pretensión de tomar como protagonista de su próxima novela a la primera persona que se encuentre por la calle. La peculiar ‘víctima’ resulta ser una anciana que viene de hacer la compra.  El resultado es una original novela, donde el día a día y la ficción se entrelazan para sacar a la luz esos tesoros internos que todos llevamos guardados en algunos remotos rincones del alma. Y así, gente de la calle acaba protagonizando un libro.
Sobre este argumento de buscar personajes para tener jugosas historias versa también la novela El móvil, de Javier Cercas. En ella se basa la película El autor, protagonizada por Javier Gutiérrez y dirigida por Manuel Martín Cuenca. El film resulta un asombroso y originalísimo thriller en el que el escritor teje con su pluma un asombroso encaje novelado en el que se van alternando los hilos de lo que él quiera que suceda, lo que sucede y lo que sus personajes, reales como en el caso de la novela de Foenkinos, van viviendo cada minuto.
Puede que a todos, como a la señora mayor de La familia Martin, nos gustara, al final,  ser elegidos para que escribiesen sobre nosotros. De hecho, se da también la circunstancia de que si atravesamos periodos muy ‘normales’ en nuestras vidas querríamos que nos pasara algo más especial, que nos aportara más emoción. Pero cuando estamos atravesando turbulencias emocionales, que tanto nos alteran,  también quisiéramos que esa ‘novela’, que estamos metafóricamente escribiendo en el cuaderno del espacio y tiempo, resultase algo más sosegada y costumbrista.
Es probable que, sin que nos manipulase ningún literato, si pensamos un poco o nos ponemos a recordar, encontramos en nuestro background o en nuestro presente, incluso, algún episodio muy digno de ser novelado. 
Ya se sabe que la realidad siempre supera a la ficción.

ARCHIVADO EN: Libros, Novela, Thriller