scorecardresearch
José Rivero

Doble Dirección

José Rivero


Lentitud

06/07/2022

Mantiene Ítalo Calvino en su texto fundamental –por muchas razones– Seis propuestas para el próximo milenio la, a veces discutible, correspondencia de contrarios. Así, llega a afirmar que  «cada uno de los valores que escojo como tema de mis conferencias, no pretende excluir el valor contrario…Así esta apología de la rapidez no pretende negar los placeres de la dilación». Como si una vez formulado el esquema de las Seis propuestas para el próximo milenio, Calvino recelase de las propuestas o tuviera dudas de la validez universal. 
Por más que estas propuestas fueran estrictamente literarias, existe la tendencia y la tentación de verificar el trasvase a otros campos de la política, de la sociología y de la actualidad. Y si fuera posible ello, ¿A dónde llegaríamos? Es decir, si Calvino formula la visión del futuro del siglo XXI –en el que ya estamos asentados– en esa clave de seis principios rectores: levedad, rapidez, exactitud, visibilidad y multiplicidad; a los que habría que agregar el no escrito y solo esbozado –e incorporado por Esther Calvino a partir de unos borradores disponibles en su escritorio– de la consistencia. Hay que contextualizar las conferencias –finalmente no pronunciadas– en la Universidad de Harvard en el curso ya lejano de 1985, toda vez que Calvino murió una semana antes de emprender el viaje a Harvard, el 19 de septiembre de 1985.
Digo todo esto a la vista del ritmo paralizante de tantos campos de gestión político-administrativa municipal que encumbran la dilación –para Calvino– o, mejor la lentitud y más allá de ello, la parálisis. Dilación o digresión puede ser una estrategia discursiva o incluso un método retórico para ganar tiempo, mientras que la lentitud refleja más una incapacidad para el avance y la marcha –falta de impulso, falta de ideas, falta de programa o falta de presupuesto–, que acaba conduciendo a la parálisis. Y es que, entre entoldar la plaza Mayor, desbloquear la unidad de ejecución urbanística del mismo ámbito espacial, realizar una operación análoga en el entorno del parque de bomberos –para desbloquear la gestión urbanística dormida o paralizada– o reabrir la cerrada residencia Francisco Nieva, han transcurrido plazos temporales de largo calado: entre 10 y 20 años. Y sobre todo ello, la tetralogía del temor contemporáneo regido por la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad, cuando se anuncia el impulso de lo bloqueado por quien ha contribuido a ello y no lo reconoce. Pura ambigüedad y pura volatilidad.