ÁNGULOS INVERTIDOS

Jesús Fuentes


Toledo, Talavera

15/01/2021

Cuando se anunció la construcción del AVE a Toledo, una de las varias sugerencias que se hicieron fue que las vías del tren se enterraran a su paso por el barrio del Polígono  y Santa Bárbara. Se dispondría así de  gran cantidad de terreno  en el exterior para otros usos. La propuesta se rechazó. El enterramiento de las vías, sin embargo, fue una solución repetida en otras ciudades como Oviedo o Zaragoza. Ahora nuevamente se habla del AVE hacia Extremadura, pasando por Toledo. Los técnicos de la empresa han hecho propuestas a cual más  delirante, que el Ayuntamiento se apresta a recurrir. Y con motivos. Ha anunciado la alcaldesa, Milagros Tolón, que se harán alegaciones a las propuestas sugeridas porque son un disparate.  Toledo es ciudad patrimonio de la humanidad y ya tiene un entorno lo suficientemente degradado para incorporar una agresión más. «Lo que pretendemos, ha dicho la alcaldesa,  es que  la actual estación se quede en Santa Bárbara y el AVE vaya hacia el Polígono -con una nueva estación- sin meter el tren en la ciudad porque sería una autentica barbaridad».
Con lo que no contábamos es que a la alcaldesa de Talavera la propuesta  de Toledo no le pareciera bien. Las alegaciones de Toledo pueden retrasar la llegada del AVE a Talavera, en su opinión. Y «Talavera no puede esperar  -ha dicho- basta ya de polémicas y retrasos». Estupefactos nos ha dejado la respuesta. ¿De qué va esto? ¿Va de los intereses de Talavera enfrentados a los intereses de Toledo?  ¿Defiende la alcaldesa de Talavera un atentado contra el patrimonio histórico de otra ciudad? Seguro que  es de justicia que Talavera disponga de AVE  -hace mucho tiempo que debiera tener AVE-, pero todo apunta a que estamos o ante una posición populista de la alcaldesa de Talavera,  modelo Ayuso, o existe algún tipo de guerra soterrada entre dos alcaldesas del mismo partido. Por cierto, el PSOE.
En la misma página del diario La Tribuna, en la que se dan ambas informaciones, se escribe otra en la que se afirma que la Junta de Comunidades no ha hablado con el Ayuntamiento de Toledo sobre el  paso del  tren de mercancías por  Toledo, desmintiendo así lo que ha dicho la alcaldesa de Toledo. Nueva estupefacción que no  atenúa ni la preocupación por la pandemia, el retraso en la vacunación ni la tormenta Filomena. ¿Existe alguna guerra entre el Ayuntamiento de Toledo  y la Junta de Comunidades?