ÁNGULOS INVERTIDOS

Jesús Fuentes


Ola de rehabilitación urbana

22/11/2020

La semana pasada en La Tribuna publiqué un artículo en el que, ante las incertidumbres de los vecinos del barrio de Palomarejos sobre los siguientes años sin el hospital, se apuntaba como sugerencia la propuesta de renovación urbana del barrio en su conjunto. La transformación pudiera convertirse en la mayor operación económica y social de lo últimos años en un barrio que nació para ofrecer viviendas humildes a clases trabajadoras. Irradiaría, además a los barrios limítrofes. Entre tanto en la Unión Europea, su presidenta, Úrsula von del Layen, lanzaba la iniciativa de crear una ‘Nueva Bauhaus’ Europea para impulsar uno de los más ambiciosos proyectos que haya manejado la Unión: la rehabilitación de 35 millones de viviendas en Europa.
La ‘Nueva Bauhaus’, que dispondría de cinco sedes, se configuraría como un espacio en el que arquitectos, ingenieros, diseñadores, urbanistas, geógrafos, ambientalistas, estudiantes, vecinos y poderes públicos pusieran en marcha proyectos para la renovación de los abundantes barrios obsoletos de las ciudades. Las rehabilitaciones de viviendas se encuadrarían en proyectos más amplios de renovación de barrios y plazas. Y todo con el fin de modernizar no solo el aspecto de las ciudades, sino también de ofrecer lugares de calidad de vida a sus habitantes. Una de las sedes renovadas de la antigua Escuela de Weimar debería ser reclamada por España y la Escuela de Arquitectura de Toledo podría tomar la iniciativa para que se instalara en la propia Universidad de Castilla–La Mancha.
Pero al margen de esas y otras iniciativas, la Unión Europea va a estimular la rehabilitación de barrios al completo, financiados con los fondos del Plan de Recuperación Europeo. Durante los siguientes años existirán recursos abundantes para cambiar el aspecto interior y exterior de muchos barrios que se promovieron con escasa calidad constructiva, con demasiados intereses especulativos por medio y prescindieron del confort habitacional, de ahorros energéticos y de la sostenibilidad de viales y construcciones. La idea de ambos proyectos, ‘Nueva Bauhaus’ y programas de recuperación, pretenden conseguir empleo suficiente para gentes de diferentes sectores, no solo del inmobiliario. Se orienta a que la rehabilitación no consista en un lavado de cara de las antiguas viviendas, sino que sea un proceso de renovación estético y útil, bajo la dirección de proyectos y diseños innovadores. Darle al barrio de Palomarejos y a los adyacentes un aire distinto al de barrios pobres es posible con planes y recursos específicos de la Unión Europea.