scorecardresearch

Un simpático robot en el ámbito educativo

M.Lillo
-

Masaylo es una original creación en 3D que se pone a disposición de profesores y de alumnos para sumergirse en la robótica

Un simpático robot en el ámbito educativo - Foto: Rueda Villaverde

El uso de las tecnologías en las aulas es una tendencia creciente que tiene su reflejo en originales propuestas como la de Masaylo, un robot educativo impreso en 3D que el pasado viernes se presentó en sociedad en el salón de actos del instituto Maestro Juan de Ávila y que tuvo como 'padrinos' a los profesores Federico Coca y Manuel Hidalgo,  referentes de la robótica a nivel nacional y quienes arroparon a su impulsor, Antonio Gómez, que junto a la también profesora del Maestre Juan de Ávila María Dolores Nogueras, promovieron este robot. Se trata de una creación 'made in ciudadrealeña' que, no obstante, ha captado el interés del Club de Robótica Granada, vinculada al Parque de las Ciencias de dicha ciudad y al que han contribuido con sus aportaciones. 

Y es que este «simpático robot», como así lo denomina Gómez, está concebido para su uso en varias materias de Educación Secundaria, aunque también para Primaria.

En concreto, se trata de un robot educativo Open Source (fuente abierta) que está basado en la filosofía de compartir diseños, programas y montajes mediante una colaboración abierta, de manera que todo lo que tiene que ver Masaylo, desde el diseño, a las fuentes para imprimir en 3D, instrucciones de montaje o programas, «se pone a disposición de profesores, alumnos y cualquier aficionado en la robótica para que puedan, no sólo aprender, sino modificar, compartir y distribuir todo lo relacionado con la robótica a nivel de Educación Secundaria». 

Un simpático robot en el ámbito educativoUn simpático robot en el ámbito educativo - Foto: Rueda VillaverdeAsí, «el profesor puede construir varias modalidades de este sistema, dependiendo de su experiencia previa y de la complejidad de las actividades que desee desarrollar en el aula», indicó su promotor a este diario, al mismo tiempo que explicó que también facilita las «bibliotecas de programación e incluso un entorno de desarrollo basado en el juego con piezas de tipo 'puzzle' que permite a los alumnos más jóvenes programar este robot de un modo totalmente intuitivo y orientado al aprendizaje mediante el juego y la experimentación». 

Gómez indicó que, a pesar de su escaso tiempo de vida, un año, Masaylo ya tiene «un bagaje de experiencias considerables en actividades educativas», puesto que ha participado en actividades públicas orientadas a la formación de jóvenes y niños, con el fin de introducirlos en el mundo de la robótica y de la programación. Entre esas acciones se encuentra ManchaCómic o el evento Museo de la Ciencia por un día, ambas auspiciadas por la asociación Casa de la Ciencia de Ciudad Real. 

Del mismo modo, ha participado en algunos talleres que se celebran en el Aula Hospitalaria del Hospital General de Ciudad Real y pretende ahora seguir extendiendo su forma de conocimiento. 

Más fotos:

Un simpático robot en el ámbito educativo
Un simpático robot en el ámbito educativo - Foto: Rueda Villaverde
Un simpático robot en el ámbito educativo
Un simpático robot en el ámbito educativo - Foto: Rueda Villaverde
Un simpático robot en el ámbito educativo
Un simpático robot en el ámbito educativo - Foto: Rueda Villaverde
Un simpático robot en el ámbito educativo
Un simpático robot en el ámbito educativo - Foto: Rueda Villaverde
Un simpático robot en el ámbito educativo
Un simpático robot en el ámbito educativo - Foto: Rueda Villaverde