scorecardresearch

Ciudad Real deja el riesgo extremo en la semana de Feria

R.Ch.
-

La provincia sigue descontando casos de coronavirus en agosto: de 823 entre el 9 al 15 de agosto pasó a 604 entre los días 16 al 22

Ciudad Real mantuvo a raya al coronavirus durante la Semana de Feria. Según los datos facilitados este jueves por el Gobierno de Castilla-La Mancha, la semana grande de la capital dejó 76 positivos, esto es, 24 menos que la semana anterior y una situación que permite que la capital diga adiós a la zona roja de riesgo extremo por el número de contagios de SARS-CoV-2 que lleva acumulando desde mediados del mes de julio.  Aunque hay que tener en cuenta que según los datos recopilados por Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), el periodo de incubación medio del coronavirus es de 5,1 días, y que esos positivos de Feria aún se podrían plasmar en la incidencia de esta semana, la capital mantiene una tendencia a la baja del número de contagios que se prolonga desde que tocara techo en el número de positivos en la recta final de julio. Entonces llegó a rozar los 190 casos semanales. Ahora son 'apenas' 76.

Aunque el drama de las muertes por COVID-19 coloca a agosto como uno de los meses más letales de la pandemia en lo que va de 2021, después de los meses de enero, febrero y marzo, el COVID-19 siguen disminuyendo. Con la actualización de datos que realiza Salud Pública de Castilla-La Mancha, hasta 45 municipios tuvieron menos casos de coronavirus la pasada semana que la anterior, mientras que en apenas 22 se contaron más pruebas PCR positiva que siete días antes. 

Puertollano es una de las localidades donde el COVID-19 sigue rebajando su incidencia. Si el inicio de agosto servía para decir adiós a la zona de riesgo extremo, el mes avanza con más buenas noticias: desde el pasado domingo la incidencia acumulada a 14 días es de 221 casos por 100.000 habitantes. Son 26 puntos menos.

Otro municipio que vive estos días sus fiestas es Tomelloso. Entre las grandes ciudades, la que mejor ha aguantado el envite de la quinta ola en la provincia, con un pico de positivos de 40 a la semana registró los últimos siete días 30 casos. Su incidencia, 180 infecciones por 100.000 habitantes, en una situación de riesgo alto aún.

Pendientes en Alcázar de los resultado del test masivo que tuvo que repetirse ayer tras un brote localizado en una discoteca, los datos del Sescam indican un repunte de contagios. De 38 entre el 9 y el 15 de agosto se ha pasado a 51 entre el 16 y el 22 del mismo mes. Su nivel de riesgo, extremo, con 289 positivos de incidencia.

Valdepeñas es, según los datos que actualiza semanalmente el Gobierno autonómico, la gran ciudad de la provincia, junto a la capital, que mayor pico de positivos notificó en los peores momentos de esta quinta ola. Los últimos días de julio registró 178 infecciones en una semana. Hoy Sanidad notifica 43, con una incidencia aún elevada, de 360 contagios, pero que en poco más de medio mes es 2,5 veces inferior.

Dentro de las grandes localidades de la provincia, La Solana es la que marca los datos de incidencia más elevados, con 824 contagios y Campo de Criptana es la que presenta los mejores: 98, en riesgo medio.