scorecardresearch

La ola de calor reduce la previsión de cosecha de cereal

LT
-

La organización provincial agraria cambia sus previsiones iniciales de campaña tras los daños que ha dejado la ola de calor. Campo de Montiel es la comarca que registra mayores afecciones, con mermas que llegan al 50%.

La ola de calor reduce la previsión de cosecha de cereal - Foto: PABLO LORENTE Pablo Lorente

La Asociación Agraria-Jóvenes Agricultores (Asaja) de Ciudad Real lamenta que el último revés que la climatología ha dado al sector agrario de la provincia. Las altas temperaturas y el viento del pasado fin de semana han afectado a varios cultivos, especialmente a los cereales de invierno más espigados. Los 35-40 grados que se han llegado a registrar han limitado la maduración definitiva del grano, causando una pérdida de entre 2 y 3 puntos de peso específico en muchas zonas y explotaciones de la provincia.

Si la previsión inicial de Asaja Ciudad Real para este año era contar con una cosecha media-alta, las estimaciones tras este varapalo climático han cambiado. Según la organización provincial agraria "ahora hablamos de una campaña media". Se esperan sobre las 550.000 toneladas, frente a las más de 600.000 del año pasado y las 750.000 de hace dos. Esto supone que se espere en la provincia una merma en la producción por encima del 20% con respecto a la campaña anterior, informa la organización en un comunicado. 

Los daños han sido irregulares. Por cultivos, en función del ciclo en el que se encontraban, se han visto más o menos afectados. Por zonas, Campo de Calatrava y La Mancha van a notar la merma, pero no de la misma manera que la comarca de Campo de Montiel, una de las más afectadas, con pérdidas en la previsión de cosecha de hasta el 50% en algunos casos.

Una producción inferior en Ciudad Real y en otras zonas de Castilla-La Mancha puede paliar el incremento de los costes de producción tan importante que están soportando los productores. Sin embargo, "complica mucho la situación de los ganaderos, que se puede ver agravada por la escalada de precios de forrajes y piensos para sus animales, recrudeciéndose así la crisis que atraviesa este sector", concluye el comunicado.