scorecardresearch

El lujo de correr en el corazón de la ciudad

Eduardo Gómez
-

Por segunda vez consecutiva la Carrera Urbana Ciudad Real La Tribuna se disputará sobre un circuito homologado que se extiende por lugares emblemáticos del municipio

Un grupo de atletas, pasando junto al Ayuntamiento de Ciudad Real. - Foto: Tomás Fernández de Moya

Uno de los grandes alicientes de esta prueba es que se disputa sobre un circuito homologado por la Federación Española de Atletismo. Lo que para muchos participantes no deja de ser una simple anécdota, para otros supone poder acreditar marcas en esta distancia de cara a próximas competiciones del calendario federado. Este salto de calidad se dio en 2020, última edición presencial, cuando los organizadores vieron conveniente la homologación del trazado, lo que realizaron dos técnicos de la Federación Española de Atletismo a través de un dispositivo calibrado en una bicicleta con un sistema informático que realizó una medición exacta del trazado.

De esta forma, la prueba no sufrirá modificaciones en su recorrido. La salida se dará a las 11 horas en la ronda Calatrava, en su punto de confluencia con la calle Echegaray. A partir de ahí los participantes deberán dar dos vueltas a un circuito, que tendrá su meta en el Polideportivo Juan Carlos I. La organización pide a los participantes que se coloquen en la línea de salida cinco minutos antes de su inicio. 

Desde la ronda de Calatrava los atletas correrán hacia la Puerta de Toledo, llegarán a la calle Toledo hasta la Diputación, pasarán por la calle Rosa y de ahí a la calle Camarín para pasar junto a la Catedral y continuar en pleno centro de Ciudad Real por la calle Prado, Plaza Mayor, Plaza del Pilar, subiendo por General Rey hasta la iglesia de San Pedro. Unos metros más arriba girarán a la izquierda por la calle Conde de Cañada y dirigirse a calle Corazón de María, Calatrava hasta la Ronda, Rosalía de Castro y llegada a la zona universitaria para repetir de nuevo el circuito en la segunda vuelta, con la modificación del final para dirigirse a la meta.

Esta apuesta por correr por las calles más céntricas de la ciudad es seña de identidad de otras grandes pruebas que se celebran en España y es uno de los anhelos del Quijote Maratón, tal y como apuntaron ayer sus responsables de cara a la próxima edición, prevista para el 23 de octubre.

Gráfico con el trazado de la prueba.Gráfico con el trazado de la prueba. - Foto: LTLa organización habilitará pun?tos de avituallamiento a mitad del recorrido y al final y los participantes también tendrán a su disposición un servicio de ludoteca, para que los participantes puedan dejar a sus hijos y participar en la carrera con absoluta tranquilidad. También habrá guardarropa, vestuarios y duchas.

El control de llegada se cerrará una hora y cuarto después de iniciarse la prueba y la entrega de premios está prevista a las 12.30 horas en el pabellón Juan Carlos I, donde será el momento de recordar y compartir anécdotas y experiencias vividas en los diez kilómetros de este singular trazado.