scorecardresearch

«Con el título quiero hacer un homenaje a las mujeres»

D. A. F.
-

Antonia Avellano presenta el 14 de octubre en el antiguo casino el poemario 'En los peldaños de la garita de una rosa'

Antonia Avellano. - Foto: Tomás Fernández de Moya

Nacida en Ciudad Real, donde ejerce como funcionaria del Estado, Antonia Avellano es escritora de cuentos infantiles, que ha ido publicando durante años. El próximo 14 de octubre da a conocer una nueva obra, pero en este caso dirigida a un público diferente, puesto que En los peldaños de la garita de una rosa (editorial Círculo Rojo) es un poemario en el que su autora se muestra como una devota de la literatura, con numerosos homenajes a diferentes poetas, pero también como una mujer con una poesía muy trabajada. El acto de presentación se realizará en el antiguo casino de Ciudad Real a partir de las 20.00 horas.

¿Cómo surgió este poemario?

Siempre me gustó mucho escribir, cuando era pequeña escribía pequeños cuentecitos y muchos poemas, que seguí haciendo en la adolescencia y por supuesto en la edad adulto. Mi madre fue la que se dio cuenta de que no lo hacía mal, guardaba todo lo que yo escribía en cajón del mueble de la sala y cuando llegaba gente estaba deseosa de que yo lo leyera. Mi madre fue la que tuvo 'la culpa' de que yo escribiera. El día que ella falleció me di cuenta de que uno de mis poemas estaba junto a ella y entonces fue cuando decidí hacer un libro.

En los peldaños de la garita de una rosa ¿A qué remite este título?

Es algo que tengo que explicar en la presentación, la gente me dice " «¡Qué título más raro!». Con la palabra rosa quiero hacer un homenaje a las mujeres. Las rosas son aparentemente delicadas pero tienen fuerza. Las mujeres somos fuertes, sobre  todo cuando queremos conseguir un reto. Peldaños son las variaciones de los estados de ánimo del ser humano, desde los más bajos, la depresión, el estado de olvido, de abandono; hasta los más elevados, como la alegría. Y la garita es el refugio, donde muchas veces llegamos hechas cenizas para recomponernos de nuevo como el ave Fénix, es como un lugar de espera. 

¿Cómo afronta un nuevo poema?

Primero es la idea. Lo que no hago es pretender casar o rimar, sino que perfilo esas ideas y luego sobre ellas empiezo a acomodar las palabras para que queden bonitas.

¿Cuánto tiempo tienen los poemas de este libro?

Este libro lo empezaría en 2019.

Cada vez que se publica un libro de poesía hay un expurgo de poemas ¿Cuánto de lo que escribió entonces se ha quedado fuera?

Tengo en mi casa ciento y pico más poemas (el poemario contiene 140), de muerte, de homenaje a otros poetas, de mística, sobre Clara Campoamor. He escrito sobre Cervantes, he utilizado el castellano antiguo... Son muchos que tienes que dejar fuera.

¿Qué le lleva a centrar una parte de sus poemas en otros autores, como puede ser García Lorca o el mismo Cervantes?

Pienso que los autores que escribieron antes que nosotros son como nuestros maestros, pero no pretendo copiar, ni mejorar, ni emular, ni nada. Lo que pretendo es aprender, pero nunca copiar (lo recalca mostrando un poema a la luna con evidentes reminiscencias lorquianas). A mí siempre me han gustado los comentarios de texto que mandaban los profesores de literatura y creo que algunos son fundamentales en una andadura literaria cuando comienzan a recomendarte escritores.

Una cuestión peliaguda para cualquier autor es publicar, ¿cómo lo ha conseguido?

En principio no escribía con la idea de publicar. Fue con un cuento infantil cuando empecé a publicar en Círculo Rojo y me va bien. Es verdad que te tienes que hacer tu propia corrección, pero eso es algo que no me molesta. Yo soy muy exquisita y muy especial y reviso todas las veces que haga falta. A lo mejor si veo una errata en un libro tengo que dejarlo.