scorecardresearch

Cinco Casas cifra en un 40% la caída de temporeros

Ana Pobes
-

El alcalde asegura que la falta de temporeros ha obligado a suprimir este año el plan contra los asentamientos ilegales

Cinco Casas cifra en un 40% la caída de temporeros

Ya se percibía en pasadas campañas agrícolas, pero este año se ha constatado una caída en la llegada de temporeros a Cinco Casas, y que el alcalde de la entidad de ámbito territorial inferior al municipio (Eatim), Miguel Ángel Rosado, ha cifrado en torno a un 40 por ciento. Menos temporeros, y los que han llegado, lo han hecho con el alquiler de viviendas y de forma legal, algo que no ocurría en anteriores campañas, donde buscaban todo tipo de lugares en los que alojarse, «aunque fuera de manera infrahumana». «No conocíamos ningún año como este, con tan pocos temporeros», declara. Y eso, continúa diciendo, ha llevado al Ayuntamiento a suprimir su plan específico contra los asentamientos ilegales. «No ha hecho falta llevarlo a cabo. Se han regularizado ellos mismos. No han pernoctado ni por las calles del pueblo ni en acampadas», sentencia.

Hasta ahora, Cinco Casas recibía a mediados de junio a cientos de temporeros para trabajar en distintas campañas agrícolas de la zona de La Mancha, como las dedicadas al ajo, para enlazar después con otras como la del melón y la sandía y la vendimia. Menos migrantes sin papeles y más regularizados. Una situación que el regidor achaca a posibles factores como la pandemia o la obligación de los agricultores a realizar contratos fijos-discontinuos.

Desde Comisiones Obreras-Industria Castilla-La Mancha, argumentaron hace unos días, a través de una nota de prensa, que «la región ha dejado ya de ser escenario habitual de situaciones indignas, prácticas denigrantes, explotación y fraude», ya que la normativa ha cambiado con la reforma laboral de este año que propicia que los trabajadores temporales o eventuales en el campo tengan contratos fijos discontinuos sin que se pierda la posibilidad de contrataciones por necesidad extraordinaria. David Vera, secretario general de CCOO-Industria Ciudad Real, señala que el sindicato desconoce aún si hay o no más asentamientos ilegales en la provincia en relación con pasadas campañas agrícolas, pero reconoce que sí ha habido menos temporeros.

En declaraciones a La Tribuna, recuerda que a partir del 1 de abril, los agricultores tienen la obligación de realizar contratos fijos discontinuos a los temporeros, pero eso, lamenta, «no debe influir en el tema de contrataciones en el campo, pues este tipo de contratos ya estaba arraigado al sector desde hace tiempo. Ya recogía en los diferentes convenios». En este sentido, señala que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social estará vigilante en el cumplimiento de la norma, por lo que eso puede llevar a que los agricultores «tengan más temor y no contraten». Éste, argumenta, puede ser una de las causas de que la provincia haya recibido menos temporeros, aunque el secretario general de CCOO-Industria Ciudad Real achaca a otros posibles factores como la subida de la inflación y el gasto de gasolina mientras «los salarios siguen siendo los mismos», y eso «puede echar atrás a la gente para desplazarse entre provincias y comunidades».