scorecardresearch

Los regantes piden más agua por el aumento de los embalses

Manuela Lillo
-

Torre de Abraham confía en tener entre 17 y 18 hectómetros, frente a los ocho del año pasado, mientras la comunidad del Gasset espera una campaña sin restricciones

Los regantes piden más agua por el aumento de los embalses - Foto: Rueda Villaverde

La situación de algunos de los principales embalses de la provincia ha mejorado tras las lluvias y la nieve que ha caído este invierno y las primeras comunidades de regantes piden ya a la Confederación Hidrográfica del Guadiana un aumento de las dotaciones de agua para la campaña de riego de este año o, al menos, que no se fjen restricciones como ya sucedió el año pasado. En este sentido, la presidenta de la Comunidad de Regantes de Torre de Abraham, María del Mar Rodríguez, se mostró confiada en declaraciones a La Tribuna en que este año pueden hacer uso de más agua, ya que el año pasado, cuando el embalse tenía sólo 18,5 hectómetros cúbicos, dispusieron de sólo ocho hectómetros para regadío, «muy poco», apostilló Rodríguez. 

La situación actual es distinta, prosiguió. El embalse almacena «casi 33 hectómetros cúbicos», a los que incorpora los 19 del embalse del Gasset, ya que ambos «funcionan como una UTE», una unidad común conectada a través de una tubería. Entre los dos suman casi 52 hectómetros cúbicos, por lo que Rodríguez cree que una vez reservados unos 35 para garantizar el consumo humano durante los dos próximos años, «el sobrante tiene que ir a riegos». Esto es, plantean contar con «entre 17 y 18 hectómetros cúbicos», dos veces más que la última campaña.

pendiente de comunicación. De momento, las comunidades de regantes no tienen una comunicación sobre las dotaciones de riego por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG). Están a la espera de ello y, de hecho, esperan que llegue pronto, «para últimos de marzo» y así planificar sus cultivos y reflejarlos en la solicitud de la PAC. 

«El consumo humano es lo primero, pero esperamos que este año nos puedan ayudar algo más», dijo Rodríguez para indicar a renglón seguido que en esta importante zona agrícola de la provincia cuenta con 5.580 hectáreas de cultivo, de las que esperan regar unas 2.000. Asegura que el maíz, un gran consumidor de agua, está cediendo paso para leñosos como el almendro, pistacho o nagal, que necesitan de menos recursos hídricos. 

Por su parte, el presidente de la Comunidad de Regantes del Gasset, Cesáreo Salcedo, espera «que este año no haya demasiadas restricciones, ya que el embalse está al 50% de su capacidad». De este modo, espera contar «con lo que nos haga falta» para regar los cultivos de la zona, aunque descarta recibir el máximo asignado, cinco hectómetros cúbicos, pero sí disponer de lo necesario. En concreto, recordó que gastan alrededor de 1,2 hectómetros cúbicos. En el caso del Gasset, que abastece a la capital y a su comarca, almacena 19 hectómetros, frente a los 14,8 del mismo periodo del año pasado, el límite para solicitar el trasvase de agua desde Torre de Abraham. 

Sin embargo, desde la Comunidad de Regantes del Vicario afirmaron que si les dan «lo mismo que el año pasado, estaría bien». Esto es, 600.000 metros cúbicos, aunque son conscientes de que el embalse «no tiene agua», apenas 2,5 hectómetros, y que lo que se autorice será para evitar la mortandad de las plantas, según su presidente, Narciso Ruiz. 

La situación contraria es la que presenta el embalse de Peñarroya, al 100% de su capacidad, y que no ha venido teniendo restricciones al riego. Desde el resto, confían en que la primavera venga acompañada de lluvias que recarguen aún más los embalses del Guadiana, que están al 30,6% de su capacidad.