Igualdad de oportunidades en el empleo "vivan donde vivan"

A. Criado
-

El presidente de la Diputación avanza que los ayuntamientos podrán ir incorporando a trabajadores con capacidades diferentes a partir de abril de 2020, gracias a un programa dotado con 800.000 euros y que abarcará a toda la provincia

Igualdad de oportunidades en el empleo "vivan donde vivan"

Personas con capacidades diferentes de 11 centros ocupacionales y especiales de empleo de Ciudad Real participaron este martes en el tradicional Pleno que acoge todos los años el Palacio Provincial con el objetivo de difundir las reivindicaciones y los anhelos de este colectivo coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Discapacidad. Un evento que el presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, aprovechó para subrayar las bondades del proyecto de prácticas pre-laborales DipuCapacita, una iniciativa que este año se extiende a los ayuntamientos con una inversión de 800.000 euros para que se puedan beneficiar alrededor de 300 usuarios en toda la provincia a partir de abril. Caballero explicó que la Diputación ofrece a estos colectivos «propuestas de ocio inclusivo y servicios y programas que les permitan tener una vida mejor». Sin embargo, añadió, «ahora estamos en una fase que es la más importante, la de la incorporación al mercado de trabajo». En este sentido, el presidente enfatizó que DipuCapacita llegará a todos los rincones de la provincia, porque «la mayor exclusión que puede haber en estos momentos es que las personas con capacidades diferentes no tengan las mismas posibilidades u oportunidades en función de si viven en una zona rural o urbana». «Vamos a garantizar que todos los chicos y chicas tengan las mismas oportunidades vivan donde vivan», enfatizó para remarcar  la necesidad de que nos acordemos y trabajemos por las personas con capacidades diferentes todos los días del año, para que «se atiendan sus demandas y se escuchen sus propuestas». Representantes de los 11 centros ocupacionales y especiales de empleo tomaron la palabra para expresar una serie de demandas, incluidas en un decálogo que posteriormente entregaron al presidente de la Diputación, para que sean atendidas por esta institución y el resto de administraciones públicas. Irene Martín, de Down Caminar, destacó la «gran oportunidad» laboral que le ha brindado el programa DipuCapacita, «una gran idea». Por su parte, Estela Ruiz, del Centro Ocupacional de El Robledo, lanzó un mensaje para hacer partícipe a todo el mundo en la lucha contra la discriminación y desigualdad. Subrayó, en este sentido, su «doble condición de vulnerabilidad» por ser mujer con capacidades diferentes, antes de leer un bonito poema de Julián Moreno. También tomó la palabra Pilar Sánchez. Dijo que sin el apoyo de Apafes, la Diputación y Laborvalía «seguiría tirada en la cama». «Cuando me plantearon trabajar me asusté, pero me vi capacitada para intentarlo y si yo puedo hacerlo, los demás también», enfatizó. Laura Castellanos reconoció que su vida «cambió para mejor» en el taller de serigrafía de la Fundación Fuente Agria en el que empezó a trabajar y donde, además, encontró a su amor.