La AUGC se moviliza tras entrar en prisión un agente

P. Muñoz
-

La asociación más representativa de guardias civiles califica de «inadmisible» la entrada en prisión de un compañero por una pelea con otro «mientras jugaban un partido de fútbol» y por la que ya fue sancionado

La junta directiva provincial de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) de Ciudad Real y algunos afiliados se suman a la protesta por la entrada en prisión de un compañero en aplicación del Código Penal Militar por unos hechos ocurridos ocho años atrás.
Según han indicado a este diario, fue  una «simple pelea» con  un cabo, fuera de servicio, «mientras jugaban un partido de fútbol».
Por estos hechos,, el agente fue suspendido de empleo y sueldo durante medio año. Ahora, ocho años después, ha  entrado en la cárcel militar de Alcalá de Henares para cumplir una  pena de siete meses y un día.
La AUGC ha convocado una concentración de protesta el próximo jueves, a las 11:30 horas, frente al edificio del Defensor del Pueblo, en Madrid.
«Se consuma la injusticia: un compañero es encarcelado en  aplicación del Código Penal Militar», subrayan desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles.  El agente ha ingresado esta tarde  en la cárcel militar de Alcalá de Henares para cumplir una condena por «una discusión de hace ocho años, en su tiempo de ocio, y fuera de las instalaciones de la Guardia Civil», remarcan desde la asociación.
La AUGC pide la dimisión de la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles que ha «ignorado» la  solicitud de indulto para el agente.
Desde AUGC, se solidarizan con el guardia civil tras denunciar la anacrónica aplicación del Código Penal Militar a los guardias civiles como policías encargados de defender los derechos y libertades de los ciudadanos y mantener la seguridad ciudadana.
«Inadmisible». Según la AUGC, es «inadmisible» que un servidor público pague con su libertad una actuación que «no debería ser castigada más allá del reglamento interno de la institución para la que trabaja, como ya fue sancionada en su momento con la pérdida de destino».
La Asociación Unificada de Guardias Civiles «no va a permanecer  de brazos  cruzados», por lo que han convocado una protesta para el próximo jueves 17 de octubre en Madrid frente a la sede del Defensor del Pueblo, en «repulsa por el ingreso en una prisión militar de este compañero». En el transcurso del acto de protesta entregarán una queja ante esta institución.