El brote de Almadén hace confinar a 50 alumnos

Ana Pobes/EFE
-

Una alumna del IES 'Pablo Ruiz Picasso' ha dado positivo y el director del centro asegura que "ha funcionado el protocolo". El número de casos positivos asciende a 15, tres más que ayer

El brote de Almadén hace confinar a 50 alumnos

Almadén está a la espera de saber los resultados de las 200 pruebas PCR que se realizaron este martes, aunque hoy la localidad sumó otros tres positivos, por lo que ya son quince las personas afectadas por COVID-19 desde que el pasado jueves, 15 de octubre, cuando se detectó un brote de SARS-CoV-2 en Almadén. El positivo de una alumna del IES Pablo Ruiz Picasso obligó ayer a las autoridades sanitaria a confinar a unos 50 alumnos del centro educativo como así confirmó a EFE el director del centro, José María Villalón, quien explicó que este encierro se ha determinado como precaución ante el gran alcance que está teniendo el brote en Almadén y también en Chillón, localidades de las que se nutre la gran mayoría de alumnos del centro.
La alcaldesa de Almadén, María del Carmen Montes, en declaraciones a La Tribuna, aseguró que prevé  que la cifra de positivos aumente en los próximos días, ya que el brote «está relacionado con contactos muy activos socialmente, por lo que creemos que habrá más». Por ello, junto con la Delegación provincial de Sanidad, «se está llevando a cabo un rastreo exhaustivo de todos los contactos» y en los próximos días, se realizarán más pruebas PCR, ya que el objetivo, insiste, es atajar lo antes posible este virus en el municipio, donde el pasado sábado Sanidad decretó medidas especiales de nivel 3, las más altas.  Desde el Ayuntamiento se reconoció la «preocupación» por la llegada del virus al municipio la semana pasada lo que llevó a crear un gabinete de crisis para abordar y analizar, de la mano también del resto de grupos políticos, la situación. «Todos queremos trabajar y poner nuestro granito de arena y este gabinete ha sido muy eficaz», sentenció.  
Montes quiso también lanzar un mensaje de tranquilidad a la población y apeló a cumplir con las medidas sociosanitarias para que «este virus no llegue a afectar a más gente», sobre todo, a los más mayores, una de las principales poblaciones de riesgo. Por eso, para impedir que el coronavirus haga acto de presencia en las residencias de mayores, estas «se han cerrado al público y a los residentes que tienen que acudir al hospital por algún tipo de urgencia se les aísla a su vuelta a la residencia para no contagiar a los demás compañeros», explicó la regidora almadenense.
De momento, y como medida de prevención, se han cerrado la mayoría de los bares en la plaza Mayor, y se ha echado el candado a otros servicios como la biblioteca, el Centro de la Mujer y la Escuela de Música, «lugares en los que se suele aglomerar bastante gente». Toda medida suma en el objetivo de frenar la propagación de este virus en el municipio y evitar un posible confinamiento, algo que Montes descartó de momento, ya que «hasta ahora la gente está cumpliendo con la cuarentena y las medidas y se está actuando de forma rápida», concretó.