Martín niega que haya una residencia con quince fallecidos

A. C. / H. L. M.
-

La asociación El Defensor del Paciente traslada un escrito a la Fiscalía para dar a conocer una situación que le han expuesto algunos familiares de residentes

Martín niega que haya una residencia con quince fallecidos - Foto: Pablo Lorente

El alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, negó este jueves que una residencia de mayores de la localidad acumule una quincena de fallecidos desde el inicio de la crisis sanitaria del coronavirus y calificó como bulo lo ocurrido. Se trata de un suceso que dio a conocer la asociación Defensor del Paciente, que realizó un escrito a la Fiscalía de Ciudad Real en el que expone la situación de este centro haciéndose eco de lo que le han transmitido familiares de los residentes.
El alcalde, en una rueda de prensa ofrecida por el canal de Youtube del Ayuntamiento, afirmó que estos datos son «rotundamente falsos», al tiempo que criticó a este «defensor del paciente falso» de crear «una alarma innecesaria». «Quieren dejar de inventar mentiras y de Whatsapp guarros, quieren dejarnos vivir», manifestó el regidor para enfatizar que ya soportan «demasiada tensión» como para que «contaminen con información falsa».
Fuentes de la residencia consultadas por este diario explicaron que este tipo de información sólo la facilitan a los familiares y las autoridades sanitarias. Apuntaron que trabajan con un protocolo de prevención desde finales de febrero y que aunque cuentan con equipos de protección individual suficientes (tenían en stock), si se prolonga la crisis necesitarán más. En el centro viven 154 mayores.
Por parte del Defensor del Paciente, el abogado Francisco Fernández-Bravo explicó que se ha enviado una petición a la Fiscalía desde la sede de la organización en Madrid para que investigue los hechos al considerar que se trata de «una situación muy grave», puesto que «durante el periodo de esta crisis hay 15 ancianos fallecidos en esa residencia». El escrito expresa que «no se están tomando las medidas necesarias para asegurar la salud de los internos ni tampoco de los profesionales que están desarrollando su labor en los centros y que no se les dota de medios». Igualmente la organización busca defender el derecho de los familiares a recibir información de cuándo se produce un positivo en el centro porque se enteran prácticamente «de su fallecimiento».