Las Opas piden que se publiquen los costes de producción

M. Lillo
-

Consideran que es necesario que se detallen los índices de referencia para hacer efectivo el cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria y no enfrentarse a precios «ruinosos» de la uva

Imagen de archivo de un agricultor en plena recolección de uva. - Foto: Rueda Villaverde

Las organizaciones agrarias Asaja, UPA y Coag mantuvieron ayer una reunión con representantes del Ministerio de Agricultura para abordar la situación de los precios de la uva, unos precios que los agricultores calificaron de «ruinosos» y para lo que piden al mencionado organismo que publique los datos relativos a los costes de producción que tiene este cultivo, de manera que se cumpla de manera efectiva la Ley de la Cadena Alimentaria, que establece que no se pueden pagar por debajo del coste de producción. «Queremos que se hagan públicos los trabajos de siete universidades» relativos a los costes de producción en razón de las zonas, los rendimientos o si se trata de secano o regadío, afirmó a este diario el presidente de Asaja Castilla-La Mancha, Fernando Villena, quien   mostró su desacuerdo con el Ministerio en que «cada agricultor tiene unos costes».    
«Queremos tener una herramienta para defender el coste de producción de cara a los contratos que nos hace firmar la industria y las cooperativas también tengan esa herramienta para saber cuánto le cuesta a sus socios producir la uva», detalló Alejandro García-Gasco, responsable de Vino de UPA. Sin embargo, explicó que el Ministerio ha replicado que como Administración «no puede fijar precios». «Desde el punto de vista de UPA el Ministerio confunde coste y precio», agregó García-Gasco, quien explicó que se trataría de establecer «un suelo» por debajo del cual se pudieran establecer los distintos precios y evitar así que la uva se pague por debajo de su coste de producción. «La leche lo tiene», aseguró el representante de esta organización agraria.  
Tanto desde Asaja como desde UPA señalaron la importancia de que sea un organismo oficial e independiente el que establezca dicha base de costes. «El sistema está fallando, no sólo en el vino, sino en casi todos los productos que tiene la agricultura», suscribió Villena al tiempo que aseguró que «las leyes no favorecen al agricultor» y que será una de las demandas por la que seguirán librando batalla.
Desde UPA dijeron no entender «la bajada del 30 por ciento» en el precio de la uva, cuando «las existencias son menores que el año pasado, hay un repunte de las exportaciones en junio y será una campaña de vendimia normal», de en torno a 43 o 44 millones de hectolitros, agregó el representante del sector del vino de UPA en Castilla-La Mancha y nacional.
«La situación es inaguantable, es insostenible», dijo García-Gasco indicando que desconoce también «en qué se basa la industria para que haya un 30% menos en le precio de la uva». En este sentido, aunque reconoce las consecuencias que ha tenido la pandemia en el mercado y los aranceles de Trump, subrayó el aumento registrado en junio y aseguró que los agricultores no pueden ser quienes carguen con la situación de los mercados.