La presión asistencial «desborda» el Mancha Centro

C. de la Cruz
-

La Gerencia del Área Integrada de Alcázar de San Juan habilita 250 camas más en el hospital para hacer frente al virus mientras que los sindicatos alertan de que la «situación es límite»

La presión asistencial «desborda» el Mancha Centro - Foto: Rueda Villaverde

La Gerencia de Atención Integrada de Alcázar de San Juan comunicó ayer la ampliación de la capacidad  del Hospital La Mancha Centro hasta las 549 camas, 250 más de las que tiene habitualmente, para dar respuesta a la enorme presión asistencial a la que se ha visto sometido este centro hospitalario. No en vano, los sindicatos reclamaban soluciones urgentes en una situación que califican de insostenible.
Desde Satse, Iván Ruiz señaló que «la situación es límite, los profesionales están rotos, están desbordados y sobrecargados al no poder llegar a todos los pacientes». En esta injusta y desigual batalla contra el coronavirus, el delegado sindical en Mancha Centro señala que «ha habido días con hasta 30 cadáveres».  
Así, Ruiz subraya que «no se puede dar imagen de tranquilidad porque no es así», y añade que «los EPIs están llegando a cuentagotas y para evitar la falta de existencias se están esterilizando para ser reutilizados».
Los sindicatos también lamentan la falta de comunicación sobre compañeros contagiados. «Sabemos que muchos están en cuarentena, pero la información es a cuentagotas o nula», señala Alberto Rosales, delegado sindical de CSIF en La Mancha Centro, que resalta la «labor enorme de todos a pesar de estar sobrepasados». Expone cómo se ha llegado a habilitar una tercera cama por habitación, un hacinamiento de pacientes que supone una negligencia tanto para los profesionales, incapaces de mantener una distancia mínima de seguridad, como para las propias personas ingresadas.
Así, destaca que «cuando la capacidad asistencial no puede más hay que pedir ayuda», y en este sentido señala que se podrían habilitar otros espacios como el área de consultas, recurrir a la UME y levantar un hospital de campaña, abrir un pabellón polideportivo como se ha realizado en Ifema o derivar pacientes.
En la misma línea,  la secretaria general del sector regional de Sanidad de CCOO, Chelo Cuadra, reconoce que el Hospital La Mancha Centro «es el que mayor carga asistencial sufre en la provincia», por lo que aboga por adoptar medidas urgentes para «descongestionar la situación», tales como «derivar a otras centros, contratar a todo el personal que sea necesario o acudir a centros privados». El sindicato comunicó ayer que el delegado de los trabajadores del servicio de mantenimiento, José Ángel Olivares, falleció la semana pasada a causa del COVID-19.
El propio Consejero de Sanidad, Jesús Fernández, cuestionado por la situación del hospital alcazareño, señaló ayer que «no se puede poner el foco en un centro» y añadía que los centros de la región trabajan en red, por lo que consideraba que no es justo hacer análisis individuales de la capacidad asistencial de cada centro hospitalario.
Así, la Gerencia insistía en que  en los últimos días se habían habilitado diferentes dispositivos de continuidad asistencial en distintas localidades de la provincia de Ciudad Real y de Toledo a los que están siendo derivados desde el Hospital de Alcázar pacientes mayores con COVID-19 que presentan sintomatología leve.  «La semana pasada ya se trasladaron a Tomelloso los primeros pacientes y ayer -lunes- se hizo lo mismo en Villacañas», comunicaba el centro.