"El conflicto de VTC no existe aquí, pero podría llegar"

M.Lillo
-
"El conflicto de VTC no existe aquí, pero podría llegar"

Entrevista con el nuevo presidente de la Asociación Provincial del Taxi

La guerra de las VTC, la articulación de áreas conjuntas o los retos del taxi rural y la profesionalización del sector se someten al prisma de Laureano Trujillo, que desde el pasado 28 de marzo es el nuevo presidente de la Asociación Provincial de Taxistas.
¿Qué retos se marca al frente del taxi provincial?
El reto principal es continuar con lo que Manuel García, el anterior presidente, estaba haciendo y, si puedo, mejorarlo. Hay proyectos que se quedaron pendientes y habría que sacarlos adelante. Me refiero al área conjunta de Campo de Calatrava, que está en un estado bastante avanzado, pero para nuestro gusto va un poco lento.

¿Cuándo debería estar en funcionamiento?
Cuando el Campo de Calatrava esté de acuerdo y nosotros también, se aprobaría una ordenanza para el área conjunta e imagino que habrá que pedir un permiso a Transportes y comenzar a funcionar.

¿Qué implicaría el desarrollar esa área conjunta?
Serían alrededor de 60.000 habitantes de 15 municipios, con sus anejos, a los que se llegaría y creo que se mejoraría mucho el servicio dentro de la zona. Por ejemplo, con vehículos adaptados se supliría la carencia que hay ahora en algunos municipios y dentro de la zona nosotros podemos actuar, aunque ya el reglamento en sí lo ampara, pero con más legitimidad incluso. Toda esa zona sería como un casco urbano, una gran ciudad. Supondría rapidez en servicio y sobre todo una mejor organización. Por ejemplo, en una localidad donde hay sólo un taxi, como es mi caso, en Carrión, si yo estoy ocupado, la gente se quedaría desatendida, mientras que con el área conjunta, el taxi de Torralba, que es el más cercano, podría atender el servicio sin saltarse la ley porque ahora no pueden cargar en municipios distintos al que tengan la licencia. El área conjunta es la solución para muchas cosas.

¿Por qué va tan lenta su puesta en marcha?
Por los trámites, el periodo de tiempo que hay entre cada Pleno de la Mancomunidad de Campo de Calatrava y más ahora que tenemos unas elecciones por delante, se va a aplazar mucho y a nosotros nos gustaría algo de agilidad. Es por eso,  por el funcionamiento interno de la Mancomunidad, no por nuestra parte, al contrario, por nosotros si fuese este verano, mucho mejor.

¿Piensa que el área conjunta también sería la solución para Ciudad Real, Miguelturra y Poblete?
Podría ser, se quitarían muchos problemas de en medio y se daría mucho mejor servicio, sobre todo en eventos puntuales, como Fenavin, Carnavales, Pandorga, Ferias. Si no se hace el área conjunta sólo pueden atender lo suyo y en Miguelturra, por ejemplo, en Carnavales está el servicio desbordado. No obstante, en esas áreas conjuntas se pueden poner normas, como derecho a parada o no, se pueden matizar muchas cosas siempre y cuando se esté de acuerdo en que haya un área conjunta y luego articular cómo y quiénes la integran.

En el caso de Ciudad Real y Miguelturra, el problema es que hay un enfrentamiento desde hace años entre los taxistas, ¿cómo se ve este conflicto desde la asociación provincial?
La asociación no quiere enfrentamientos, lógicamente, lo que quiere es que el taxi dé la mejor imagen posible y una imagen de enfrentamiento no es positiva.
¿Cree que deberían alcanzar un acuerdo, aunque fuera puntual?
Si quisieran podrían llegar a él, está recogido en el reglamento y en la ley de 2005 que en ferias y eventos, si los ayuntamientos se ponen de acuerdo y los dos lo solicitan a Transportes. Esto podría solucionar ese tema. Ahora, si nadie da el paso adelante... Los de fuera sólo podemos limitarnos a mirar, no podemos hacer más.

El reglamento del Taxi se aprobó hace alrededor de un año, ¿se está cumpliendo su aplicación?
Sí, se aprobó hace un año y la aplicación viene siendo escasa. Del total de municipios de la provincia, tan sólo creo que cuatro han hecho ordenanza: Miguelturra, Puertollano, Valdepeñas no sé cómo está y Ciudad Real le está dando vueltas hasta más no poder.

Ciudad Real ya la ha aprobado...
La ha aprobado, sí, pero parece que no le ha gustado porque sigue ahí pendiente y no sé qué vueltas le está dando. Van a tardar año o año y medio en aprobar una ordenanza. Por tanto, que el resto de ayuntamientos tengan conocimiento de que hay un reglamento y que tienen que cumplir con él y hacer a sus taxistas que lo cumplan.

Este verano se ha vivido una auténtica guerra entre las VTC y los taxis, ¿hay problemas en la provincia en relación con las VTC?
En la provincia el conflicto de VTC no existe de momento, pero porque no están esas aplicaciones, no porque no haya VTC, que las hay, toda la vida las ha habido. Ellos se han dedicado a su mercado y el taxi al suyo, por lo que no ha habido enfrentamiento. Aplicaciones como Uber y Cabify quieren hacer un servicio ‘vip’ a bajo coste y eso conlleva que se carguen muchas cosas. Por ejemplo, yo contrato un servicio VTC con una de las empresas tradicionales y me llegan a recoger con un Mercedes 500 o similar; encargo un VTC a un Cabify y me puede llegar uno con una Lacia Logan, que dígame dónde está el estilo. Además está la precariedad laboral; lógicamente si el precio del servicio es barato, quien lleva el coche cobra barato y el coche es barato.

¿Teme que el conflicto de las VTC llegue a la provincia si se desarrollan esas aplicaciones aquí?
Podría llegar y no sólo a la provincia, a la región. Guadalajara tiene problemas y Toledo también. Les están entrando VTC de manera permanente de otras comunidades autónomas. El día 12 nos reunimos con el director general de Transportes y le entregamos un proyecto de legislación sobre las VTC y lo acogió bastante bien.

¿En la región se cumple la proporción de una VTC por cada 30 licencias de taxi?
Sí, hay una regulación y en Castilla-La Mancha cumplimos, de momento, la ratio de una VTC por cada 30 taxis. Digo de momento porque quedan autorizaciones VTC por adjudicar, ya que se solicitaron de 2009 a 2012 o 2015, y luego se cortaron, pero si en ese espacio de tiempo se solicitó en tiempo y forma, se la tienen que adjudicar. Quizás puede que por adjudicación judicial nos encontremos 400 en la región propias, más las que pueden venir de otras comunidades a hacer el 20% de sus servicios, que es lo que nosotros decimos de competencia desleal. Yo no puedo ir a Torralba a coger un servicio aunque el compañero no pueda hacerlo, pero una VTC de Madrid sí puede venir a la feria de Ciudad Real o a Fenavin.

¿Cuál sería la solución al conflicto?
Que se aplique la ley y que se recupere la ratio de uno/treinta. El decreto ‘Ábalos’ está funcionando y ahora se ha puesto en marcha la web de registros de VTC, e igual pagan justos por pecadores, pero tienen que registrar los servicios tanto VTC tradicionales como los que lo hagan por aplicación. El tema de las VTC tiene dos vertientes: la de supuestamente dar servicio y la de especulación. Con diez autorizaciones, por ejemplo, que se han sacado de la administración a 36 euros, te dicen: ‘¿Te interesan diez autorizaciones de Castilla-La Mancha?’ Y yo digo ‘vale’ y me dicen: ‘Son 50.000 euros cada una’. Por lo que ahí hay un negocio gordo.

En este sentido, también se habla del mercado de las licencias de taxi.
Exactamente, pero son precios de los que se da conocimiento a Hacienda y a los ayuntamientos y tienen derecho a tanteo. Pero una licencia de taxi no se coge hoy y se vende mañana, el reglamento ya te lo prohibe, pero una VTC sí, es que no ha salido del edificio de los Ministerios cuando ya están vendidas a otro dueño. Nosotros no queremos hacer eso ni tampoco que se sature un mercado y se ponga la excusa de la economía colaborativa, que ya se ha demostrado que de colaborativa no tiene nada, y que para lo único que colabora es para enriquecer a los cuatro listos.

¿El sector hace también autocrítica de la situación?. Ahora los usuarios tienen en muchas ciudades las dos opciones: VTC y taxi y, sin embargo, en muchas ocasiones eligen las VTC, ¿no creen que algo falla el sector del taxi?
Sí, hay que hacer autocrítica y no hay que descuidar lo que nos debe  marcar la diferencia con cualquier otro servicio. El taxi es un servicio municipal y como tal debe pasar unas revisiones anuales y otras aleatorias cuando los ayuntamientos crean conveniente. El reglamento ya recoge cómo tiene que ir el coche de limpieza, de aseo, cómo tienen que ir los conductores.

Los conductores de VTC ofrecen una imagen uniformada, ¿cree que se debería establecer para el sector del taxi?
Sí, se puede hacer si el Ayuntamiento está de acuerdo o si las asociaciones locales o el propio taxista lo determina. Lo que no puede ser es llevar un coche lleno de barro, da igual que sea un VTC que un taxi, con un chofer en chándal o fumándose un puro dentro. Eso no puede ser.

¿El sector debe caminar hacia una mayor profesionalización?
Totalmente. El sector debe hacer autocrítica, ver por qué se va la gente. ¿por qué es más barato?- Madrid tienen precios cerrados o habría que revisar ciertos trayectos y ciertas cosas, ya que lo que la gente quiere es seguridad, saber cuánto le cuesta de A a B. En el taxi rural ya está pues tenemos unas tarifas interurbanas. Pero también hay que tener en cuenta que estamos muy regulados y, por ejemplo, ahora las VTC pueden prestar servicio con cualquier vehículo, por lo que lo de ‘alta gama’, olvídese.  Tienen mucha apariencia los coches, pero no tienen nada; mucha apariencia el conductor, pero está ahí por 800 euros y, ojo, que no tenga ningún golpe el conductor porque paga él el golpe. Entonces, ¿queremos VTC porque somos muy guays con el teléfono en la mano y tener a gente que va a tener que salir de ahí?- Y no es que no pueda comer él, es que hace que no puedan comer el resto.

En este tiempo, ¿ha conseguido mejorar la situación del taxi rural?
Seguimos como antes, dando bocanadas. Tenemos el ‘flotador’ que hemos conseguido en estos seis años de aumentar el transporte escolar y muchos no dejan la licencia porque tienen ruta de transporte escolar. Si perdemos eso, muchos, incluso yo, se lo pensaría.

¿Cuentan con el servicio de diálisis?
El servicio sanitario podríamos hacerlo mientras no tuvieran que recibir atención médica ni especializada en el trayecto, por lo tanto, lo que se venía haciendo antes, los traslados de diálisis en sitios como Zaragoza lo están haciendo, pero aquí no. Eso sería fundamental, una alegría grandísima. Se va a luchar por ello y también, ahora que tenemos los vehículos de siete plazas, para llevar a los pacientes que necesiten rehabilitación. Creo que el taxi podría mejorar mucho las condiciones en las que los enfermos de diálisis realizan los trayectos, tanto en calidad como en tiempo de espera, reducirlos mucho. Y el precio, no es que sea más barato una ambulancia que un taxi y ahora con taxis compartidos, menos.

Las licencias de taxi que hay actualmente en la provincia, ¿son suficientes o excesivas?
Para el trabajo que hay, son muchas, pero nadie le puede negar a un municipio que tenga su licencia de taxi. Hay 277 licencias en la provincia. Por ejemplo, en Carrión estoy yo solo y hay veces en las que hasta sobro yo... Pero yo no soy quien para decir si sobran o faltan, es el municipio y el Ayuntamiento.

¿El sector da por superada la crisis que afectó a la economía?
No, todavía no. Nos querrán decir que esto está mejorando, pero no. Nosotros estamos a pie de calle y yo no veo que aumente el número de servicios.