De Cuba a Herencia

Hilario L. Muñoz
-

La cantante Yolanda Portillo lleva este 4 de mayo a su ciudad natal, Herencia, el espectáculo 'Como un susurro, mi voz'. Lo hace tras un tiempo como actriz de doblaje y tras llevar años haciendo coros para grandes de la música.

La cantante Yolanda Portillo. - Foto: Pablo Lorente

El concierto, para que el que se pueden comprar las entradas, se convertirá en disco. 


¿Por qué estrenar un espectáculo en Herencia?
Lo hago en Herencia porque necesitaba que fuera una inversión menor. Dónde no se me conoce no pueden apostar por un espectáculo mío y llevarlo a cabo la primera vez es lo más costoso. Llevamos meses trabajando. Por ejemplo, los temas son bastante antiguos, pertenecen a un movimiento que se llama el movimiento del feeling, un movimiento que nació a finales de la década de los cuarenta en Cuba y que son boleros con armonías de jazz. Todo esto muy antiguo, con arreglos muy antiguos y hay un productor que lleva meses trabajando en ello. Luego no es un concierto porque en el escenario se recrea un salón antiguo, ya que el movimiento nació en una casa de un trovador cubano donde se empezó a componer en un salón. El escenario va con muebles lleva un diseño de luces.
Entonces, el espectáculo es en parte teatro...
De hecho en mitad del concierto también hago esa parte mía de actriz. La única pretensión que tengo con este espectáculo es estar en el escenario pero además ha surgido interés para distribuir el disco y lo vamos a grabar.
¿La música de Herencia será el disco?
Se hará y se editará pero la base sí que se va a grabar aquí. Siempre he querido cantar en Herencia, llevo 22 años en la música y nunca he podido actuar en mi ciudad natal.
¿Espera ser una hija pródiga?
Tengo miedo. Las entradas están ya a la venta pero son casi 500 localidades y nadie es profeta en su tierra. Yo lo voy a hacer igualmente y, de hecho, vienen cuatro cámaras al teatro porque que se va a grabar también en vídeo para poder promocionarlo y que haya una buena gira después.
¿Por qué dar el paso de los coros a un espectáculo así?
Siempre me ha gustado ir haciendo coros porque estás ahí disfrutas del escenario y del calor de la gente sin tener esa responsabilidad tan grande de ser tú, pero te limitas a decir lo que la otra persona quiere que digas, musicalmente. Cuando yo empiezo a elegir estos temas es porque yo compro un disco hace muchos años y de repente empiezo a escuchar unos temas que me conmueven. No los temas en sí sino las letras y la forma de cantar porque es como yo entiendo la música. No soy una gran voz pero siempre he querido transmitir.
¿Los coros son una buena o mala escuela para la canción?
Aprendes mucho lo que sí y lo que no debes hacer. También es verdad que hacía años que no me subía a un escenario como coro. Decidí prepararme como actriz de doblaje porque lo último que hice, con Amancio Prada, fue un espectáculo preciosísimo en el que le puso música a las a Las coplas a la muerte de mi padre de Jorge Manrique. Me dije si otra vez me subo a un escenario será para hacer algo así.