Las residencias esperan recibir los test para las visitas

Hilario L. Muñoz
-

Las familias apuran los últimos encuentros a través de cristal o verjas a días de estar con sus parientes

Las residencias esperan recibir los test para las visitas - Foto: Tomás Fernández de Moya

Las residencias se encuentran a días de su propia desescalada, con la posibilidad de abrirse a visitas de familiares. Se trata de una medida aprobada el sábado y aunque, en teoría, ayer deberían haberse celebrado, no pudo hacerse por la falta test antígenos, una de las claves de estas visitas, y una aclaración sobre qué residencias pueden acoger visitas. Directores señalaron que falta por conocerse la aplicación de la norma a casos concretos, ya que hay centros donde a lo mejor hay uno o dos residentes que no han recibido la vacuna, por ser nuevos ingresos, o qué ocurre en las residencias donde hay familiares que no han querido vacunar. La respuesta se sabrá en los próximos días. En cuanto a los test de antígenos entre la tarde de ayer y esta mañana se iba a proceder a su reparto, para que todo familiar que entre se haga una prueba, así como a aquellos residentes que salgan y que ya no harán cuarentena.

El mero anuncio se acoge con la alegría de ver que «todo vuelve un poco a la normalidad», según explicó Juan Pablo Trujillo, gerente de las residencias de Malagón, Daimiel y Villanueva de la Fuente. Se trata de una normalidad que se sumen con «mucho respeto porque la pandemia continúa». En este sentido, Trujillo expuso que ayer hubo muchas llamadas de familiares, pero recordó que se puede «esperar dos o tres días» con el objetivo de que «todo esté claro» para que no haya pasos atrás y se olviden las visitas en cristales o verjas, empleadas este tiempo.

Una de esas últimas visitas a través del cristal es la que ayer hizo Marisol Sánchez a su madre Purificación Estudillo en la residencia Los Cármenes de Poblete. «Dentro de poco vamos a venir a verte», le comentó ayer a su madre. «La visita es fundamental para ella, porque pierden la noción y se olvidan de sus familiares», señaló, como muestra de la importancia que puede tener el reencuentro, tras un año en el que perdió a su padre y su madre llegó a estar ingresada por COVID. «Mejor sería verla en persona», indicó a su lado Aurelio y Ángel Izquierdo, que llevan un año sin pasar a ver a su madre Aurelia Izquierdo. La directora de Las Cármenes, Rosalía Saavedra, indicó que aún no se ha dicho a las familias cuándo podrán iniciar las visitas, pero será esta semana.

Las residencias esperan recibir los test para las visitasLas residencias esperan recibir los test para las visitas - Foto: Tomás Fernández de MoyaCon todo, la apertura ha implicado cambios en las propias residencias, como relata la directora de la residencia Virgen de la Encarnación de Carrión, Ángela Marchante. El centro ‘derribó’ ayer los muros que se crearon en el centro para separar negativos de posibles positivos y con esa apertura se han podido reencontrar personas que llevaban meses sin verse. «Teníamos dos residencias con dos salas de fisioterapia y dos comedores», relató. La vuelta es «un gran paso» porque junto a los familiares se recuperarán servicios, como la peluquería, por ejemplo. 

 



Las más vistas